Un estudio realizado en Finlandia examinó imágenes de resonancia magnética que muestran una sincronización en el cerebro de parejas besándose.

A pesar de que los investigadores de la Universidad de Aalto y del centro PET de Turku han observado la actividad cerebral de diez parejas para entender cómo el contacto activo el cerebro humano, avanza la revista Galileo.

cerebro

En el transcurso del experimento científico, las parejas mantuvieron contacto físico durante 45 minutos en el interior de un aparato de resonancia magnética, es decir, dejando aparte cualquier tipo de romanticismo…

“Es un método excelente para estudiar la interacción natural. La gente no sólo reacciona ante estímulos externos, sino que ajusta sus actitudes de forma continua en función de lo que espera que suceda a continuación”, afirma Riitta Hari, profesora de la Universidad de Aalto y coautora de la investigación inédita, publicada en la revista especializada Frontiers in Psychiatry.

Para llevar a cabo la investigación, los investigadores tuvieron que crear un nuevo diseño para la máquina, y crearon dos bobinas capaces de digitalizar al mismo tiempo los cerebros de los individuos. Los voluntarios fueron instruidos para que durante el experimento se miraran el uno al otro, se besaran y abrasaran.

Al analizar la actividad que ocurría en el cerebro, los científicos notaron que más allá de las zonas motoras y sensoriales que habían sido activadas el cerebro de las parejas también terminaba quedándose – lo que se tradujo en la imitación de los gestos del otro.

“Durante la interacción social, el cerebro de la gente está literalmente sincronizado”, afirma el psicólogo Lauri Nummenmaa, del Turku PET Center,en un comunicado de prensa.

Seguro te interesa  Cinco pasos para acelerar el crecimiento del cabello

“La imitación mental asociada a los movimientos de otras personas es probablemente uno de los mecanismos básicos de la interacción social”, concluyó.

Facebook Commentarios