El origen del Convento está vinculado a la presencia del orden de los Templarios en la Península Ibérica, responsable de expulsar a los musulmanes de Europa. El tirador de Nueva Zelanda visitó este monumento. ¿Por qué?

Nueva Zelanda

Fue el propio tirador que lo ha revelado, en el manifiesto de 74 páginas que publicó en Internet, pocos minutos antes de disparar contra varias personas en dos mezquitas de la ciudad de Christchurch, en Nueva Zelanda: Brenton Tarrant, un supremacista blanco, explicó que se radicalizó “en un viaje a Europa, después de haber pasado por Francia, Portugal, España y otros países”. En Portugal, visitó el Convento de Cristo, en Tomar. La visita está siendo investigada por la Policía Judicial (PJ). ¿Pero qué une al autor del atentado que mató a 50 personas con este monumento Portugués?

El convento es, en realidad, la designación de un importante conjunto arquitectónico, situado en la parroquia de San Juan Bautista, ciudad de Tomar, y que incluye el Castillo de Tomar, la Girola y la iglesia manuelina adyacente, el Bosque Nacional de los Siete Montes, la Ermita de Nuestra Señora de la Concepción, el Acueducto de los Pegões y, por supuesto, el convento.

El origen de este conjunto arquitectónico está “íntimamente ligado a los inicios del reino de Portugal y a la presencia de los Templarios en la Península Ibérica”, se lee en el sitio web del Convento de Cristo. Y fue la conexión de este monumento con la Orden de los Templarios — responsable de expulsar a los musulmanes de Europa — la que atrajo al tirador de Nueva Zelanda — responsable de la muerte de 50 personas en dos mezquita, en un momento en que había una oración. “Musulmanes, hoy los mataré”, dijo antes de empezar a disparar.

El origen del Castillo de Tomar está íntimamente ligado a los inicios del reino de Portugal y a la presencia de los Templarios en la Península Ibérica”, se lee en el sitio del Convento de Cristo.

En un momento en que la Península Ibérica estaba mayoritariamente ocupada por los reinos islámicos, Los templarios fueron los responsables de formar nuevos reinos cristianos en este territorio, expulsando para ello a los musulmanes. Creados después de la Primera Cruzada en 1096, los Caballeros Templarios vinieron a Portugal tres décadas después. Más tarde, en 1159, fueron recompensados por D. Afonso Henriques por haber participado en los logros de Santarém y Lisboa en 1147. Es D. Afonso Henriques quien les da el territorio donde fundaron el castillo y Villa de Tomar.

Ataque a dos mezquitas en Nueva Zelanda deja al menos 49 muertos

La hermandad que comenzó con el objetivo de proteger a los peregrinos cristianos “en los peligrosos caminos entre el puerto de Acre y Jerusalén”, con cada vez más poder y riqueza, ahora tiene otro: defender los estados cristianos de la Tierra Santa. El orden duró unos 200 años y su poder “creció gracias a su disciplina militar y Organización logística”.

Con el tiempo, su misión cambió y, de defensores de peregrinos, se convirtieron en defensores de los estados cristianos de la Tierra Santa“, se lee en el sitio web del Convento de Cristo.

La Orden de los Templarios, conocida como el terror de los musulmanes, fue extinguida en 1312 por el Papa Clemente V, mientras que el último Templario Jacques De Molay murió en octubre de 1314, quemado en una hoguera. Felipe el Belo, rey de Francia, ordenó persecuciones a los Templarios, pero en Portugal, el rey D. Diniz quiso mantener a los caballeros y sus bienes y sustituyó la Orden de los Templarios por la Orden de Cristo — que llegaría a tener como sede el Convento de Tomar, hoy Clasificado como Patrimonio Mundial.

Eso hizo que muchos caballeros se refugiaran en Portugal y, según la leyenda, habrán traído con ellos el Santo Grial — el cáliz usado en La Última Cena y que también sirvió para recoger la sangre de Jesucristo en la cruz. El Santo Grial habría sido encontrado en el antiguo Templo de Salomón por los primeros caballeros de la orden que se instalaron allí. Frederico Duarte Carvalho, autor de “El Mensaje Brown-el Código dentro del Código Da Vinci”, llegó a defender en declaraciones al correo de la mañana que “nuestro país está presente, en código, en el libro”. “Además, Portugal es el puerto del Grial”, dijo. Algo que también defiende Vítor Manuel Adrián, presidente de la comunidad portuguesa del acero.

En el documento de donación de Tomar a los Templarios, hay una señal girada, un sello oficial, donde se puede leer “Puerto Grial”. Es decir, Portugal, porto do Grial, tiene todo el sentido”, dijo también al CM.

Brenton Tarrant pasó siete años paseando por el mundo, con dinero que ganó con un negocio de criptomonedas, pasando por Tomar. El sospechoso no tenía antecedentes penales así que en ese momento su visita al Convento de Cristo no fue mencionada. No se sabe cuándo estuvo allí, por cuánto tiempo, si estuvo solo o acompañado y qué hizo exactamente. Sin embargo, PJ está investigando la visita del tirador que está actualmente en prisión preventiva.

Facebook Commentarios