¿Qué debemos hacer ante la corrupción?

0
445

 

Por: Guillermo Molinari Palomino

Haciendo docencia en las escuelas es la única forma de acabar con la corrupción

En un reciente programa de capacitación docente referida a desarrollar estrategias y metodologías de aprender a aprender  y aprendizaje basado en problemas, les solicitamos a los docentes precisar un tema a trabajar, la decisión final del grupo fue el Tema de la Corrupción.

La mayoría consideraba que era imposible hacer algo contra la corrupción, que esta se había instalado en todas las instituciones y niveles sociales, que por más que hagamos  no la podíamos desterrar. Era claro que todos los miembros del grupo creen que no tienen ningún control sobre esta situación que le está causando un daño moral, ético y psicológico a todos los ciudadanos, y se inhiben mostrando pasividad para modificar las cosas, en otras palabras hemos caído en lo que se conoce como Indefensión Aprendida.

La Indefensión Aprendida fue descubierta en 1965 por el psicólogo  Martín Seligman. Este tipo de patrón de comportamiento ya se ha apreciado en los seres humanos que han estado expuestos a castigos o molestias que parecen aleatorios e inevitables. Una sensación de impotencia y sin poder para mejorar las circunstancias de uno es uno de los factores clave en la depresión.

Este hecho se ha podido constatar en numerosos casos de mujeres afectadas por la violencia doméstica. Como consecuencia del maltrato moral y psicológico que provoca la continua exposición a los  malos tratos y al desprecio de la pareja, más aún cuando recurren a una sede policial o a los juzgados y los victimarios salen libres,  las víctimas se sienten desamparadas e incapaces de lograr sus metas vitales, pasando a un estado de ausencia total de motivación.  Como resultado tenemos víctimas de la violencia sistemática que aprenden a creer que están indefensas, que hagan lo que hagan todo será inútil.

Igual nos ocurre a los ciudadanos de a pie frente a las instituciones que imparten justicia en el país o en aquellas que se tiene que realizar alguna gestión, y si no existe un contacto o no se da una prebenda tu gestión no avanza o es rechazada.

El grupo entonces se planteó la siguiente pregunta ¿Qué es lo que debemos hacer ante la corrupción?

 

Antes de señalar algunas propuestas para enfrentar la corrupción, mostraron su preocupación por algunos personajes de la sociedad que encabezaban las marchas y que en su comunidad  se les reconoce por participar en actos que burlan las normas legales establecidas, pero aparecen de abanderados en las luchas contra la corrupción.

La Indefensión Aprendida puede llevar a una persona a creer falsamente que son más impotentes de lo que realmente son. Esto puede conducirles a tomar malas decisiones, lo que resulta en una situación peor y un círculo vicioso de frustración o depresión.

La experiencia le permitió descubrir al grupo cuán importante es el aspecto emocional en relación a los argumentos o explicaciones que damos a los acontecimientos que nos ocurren en las vidas, tanto favorables como adversas.

Así pues, si es nuestro carácter optimista o pesimista el que determina como interpretamos la vida, ¿Podemos cambiar nuestro carácter y modificar así nuestra perspectiva de la vida?

La conclusión del grupo, la que comparto con ustedes como una forma de aporte para superar la difícil situación de este momento, fue que sí. Que es necesario posicionar una perspectiva optimista, positiva de la vida: mejor salud, mejor educación, mejor justicia, bienestar, relaciones de pareja más saludables…..entonces vale la pena enseñar a las personas a modificar la interpretación que damos a los hechos para llevar una mejor calidad de vida y vivir plenamente. Entonces si es posible superar esta Indefensión Aprendida, porque precisamente es aprendida. Y por lo tanto cualquier comportamiento aprendido puede ser modificado, para ello debemos aprender nuevas formas de comportamientos alternativos, que nos permitan poco a poco, a resolver los conflictos y sentir que somos capaces de cambiar las situaciones adversas que surjan en nuestras vidas. Entre ellas el equipo identifico las siguientes:

  • Formación en valores y educación emocional (familia y colegio), la fuerza de todo cambio viene de nuestro interior.
  • Conocer, difundir, explicar y enseñar leyes, derechos y deberes.
  • Generar una Corriente de opinión ante los hechos de corrupción, que cambie el discurso y el pensamiento.
  • Participar activamente como ciudadano, siempre existen alternativas. Desde el ámbito familiar, profesional, vecinal, social, local y regional, etc.
  • Dar el ejemplo como docentes responsables. Como padres y ciudadanos que es lo más importante, 24 horas dando ejemplo será fundamental.
  • Cambiar la frustración y la depresión por una perspectiva optimista.

Todo este aprendizaje o desaprendizaje, o como se quiera llamar, tiene que ir acompañado necesariamente de un fuerte trabajo de autoestima, volver a creerse uno mismo es capaz. No permitamos que posiciones extremas, oscuras y que solo les importa el poder nos gobiernen, los ciudadanos que apostamos por la democracia y la justicia somos más. Es una tarea a largo plazo, pero debemos empezar ahora por nuestro entorno inmediato, personal y familiar.

Las noticias MÁS LEÍDAS en Pysnnoticias AQUÍ

Facebook Commentarios