Seguro que no, después de su encerrona con putitas en el Melody y querer barajarla que fue raptado por Montesinos, orinarse en la llanta del avión parrandero en el Grupo 8, los negociados de sus hermanos, el caso Ecoteva, Odebrecht, etc etc…que está detención daña la imagen alicaida del Perú, que nos deja mal parados…si ya estamos co…judos.

Toledo

Pero el “cholo” sano y sagrado siempre hizo lo que le dió la gana y respondió lo que le dió la gana y lo dijo muy firme (al lado de Vicente Zevallos hoy ministro de Justicia) “que su visita al Congreso no fue para responder preguntas de los congresistas. Aclaró que fue a la Comisión de Fiscalización solo para saludar a los legisladores y comprometerse en asistir en las próximas citaciones” , y se fue a la terra del Tío Sam, a chupar con su amigo Johnny Walker y gastarse los millones de las cutras…

El ex mandatario volvió a ser noticia ayer, pero no porque haya novedades al fin con su extradición, sino porque fue detenido en ese país, pero por estar ebrio en un lugar público. Eso sucedió durante la noche del pasado domingo, en un restaurante ubicado en la Alameda de las Pulgas, en San Mateo, en el estado de California. Como lo informaron las mismas autoridades de ese condado, el ex presidente peruano fue intervenido a las 10:27 p.m. (hora local). Ello habría ocurrido tras el llamado de los empleados del bar, pues Toledo se negaba a abandonar el lugar.

Tras ello, el “cholo” sano y sagrado fue conducido a la prisión de la localidad, adonde ingresó a las 12:01 a.m. de ayer. Y através de un comunicado, la detective del condado de San Mateo, Rosemerry Blankswade, informó que el ex presidente pasó la noche detenido y fue puesto en libertad a las 9:00 a.m.

Para vergüenza la falta de “Pachacutec” está regulada por el Código Penal del Estado de California (sección 647 f). De acuerdo con esta sección, estar ebrio en la vía pública es una falta si es que (1) el sujeto no tiene la capacidad de cuidar de su seguridad o pone en riesgo la seguridad de otros, o (2) interfiere u obstruye la capacidad de terceros para hacer uso de las vías públicas.

Lo cojonudo es que se descubrió que las autoridades norteamericanas no pueden detener al “cholo” sano y sagrado, por cargos en el Perú, que en EEUU no valen. Quien lo protege? A quien o quienes beneficia la no extradición?

Facebook Commentarios
Jaime Uribe Rocha Periodista y columnista en medios escritos, experto en marketing político