Científicos australianos han desarrollado un nuevo test experimenta capaz de detectar cáncer en sólo 10 minutos, utilizando el ADN obtenido a través de una muestra de sangre.

cáncer

La detección temprana ha mejorado significativamente el pronóstico del cáncer. Por este motivo, los científicos de todo el mundo han tratado de encontrar nuevas formas de identificar la enfermedad lo más pronto posible.

Fue el que decidió hacer un equipo de científicos australianos de la Universidad de Queensland, que recientemente ha creado un test de prueba capaz de detectar esta enfermedad en sólo 10 minutos. Esto fue posible dado que los científicos llegaron a la conclusión de que el cáncer se forma una estructura de ADN única cuando se coloca en agua.

En el estudio, publicado este martes en la revista Nature Communications, los científicos afirman que la identificación de la presencia de esta estructura única, puede suponer una auténtica revolución en el diagnóstico del cáncer.

En un comunicado, autor principal del estudio, Matt Trau, explica que “el descubrimiento de que las moléculas de ADN cancerígenas formaron nanoestructuras 3D completamente diferentes del ADN en circulación fue un avance que ha permitido un enfoque completamente nuevo para detectar el cáncer de forma no invasiva en cualquier tipo de tejido, incluyendo la sangre”.

Fue a partir de este descubrimiento, el equipo creó aparatos de detección portátiles que pueden, en el futuro, ser adaptadas a smartphones.

En esta etapa de la investigación, falta todavía la fase de los ensayos clínicos. Sin embargo, por el momento, su aplicación a más de 200 muestras de sangre y tejidos humanos dio lugar a la detección de células cancerosas con una tasa de acierto del 90%. En esta fase, según la Visión, el test fue aplicado a los cánceres de mama, próstata, intestino y linfomas.

Es cierto que el cáncer modifica el ADN de las células sanas, pero diferentes tipos de cáncer tienen diferentes firmas. De esta forma, los científicos subrayan la dificultad de encontrar un rasgo común capaz de distinguir las células sanas a las afectadas por el cáncer.

Sin embargo, “esta firma única de ADN apareció en todos los tipos de cáncer de mama que examinado anteriormente y en otras formas de cáncer, incluyendo el de próstata, colo-rectal y linfoma”, dijo Abu Sina, otro de los investigadores de la Universidad de Queensland.

“Diseñamos una prueba sencilla, utilizando nanopartículas de oro que cambian instantáneamente de color para determinar si las nanoestructuras 3D del ADN del cáncer están presentes”, detalló Trau.

Según el equipo, estas partículas de oro se unen al ADN afectado y de las modificaciones del comportamiento molecular que conducen a la modificación del color pueden ser observados con un microscopio de alta resolución.

“Sin duda, todavía no sabemos si es el Santo Grial de todos los diagnósticos de cáncer, pero parece realmente interesante”, se lee en el comunicado.

Facebook Commentarios