Desde que se aplicó la política económica neoliberal en el gobierno de Fujimori (1,992),
se inició el proceso de privatización en nuestro país, donde las empresas del Estado
pasaron a manos privadas.

empresas del Estado

Las consecuencias de esta medida fue el despido masivo de trabajadores del sector
público y el encarecimiento de bienes y servicios que comercializaba el Estado.
Las tarifas de energía eléctrica y de los teléfonos se elevaron sideralmente. Lo mismo
ocurrió con el precio del petróleo, la gasolina, el kerosene y el gas.

Los gobiernos que le sucedieron a Fujimori (Toledo, García, Humala, Kuczynski y
Vizcarra) continuaron con la política económica neoliberal, con la consiguiente
privatización de propiedades del Estado.

Como ya casi no hay nada que privatizar se han dedicado a concesionar, que es otra
manera de privatizar, pues le entregan al privado la administración de los servicios del
Estado por 30 y hasta 40 años.

Los resultados también han sido nefastos. Así tenemos, las tarifas de los peajes que son
elevadísimas, trayendo como consecuencia el encarecimiento no sólo del transporte
público, sino también el precio de los alimentos y de todo bien que es transportado a
través de los controles del peaje.

Como la población está indignada por las tarifas de los peajes y también porque están
cobrando estos peajes en zonas urbanas, el incapaz de Vizcarra, ahora pretende
privatizar las pocas empresas que quedan bajo el control del Estado.
En el artículo 3° del Decreto Supremo n° 214-2019-EF, publicado en El Peruano el 13-
07-19, se establece el nivel de participación de la empresa privada en el accionariado de
las empresas del Estado.

Seguro te interesa  Luis Torres Robledo en video de corrupción con fiscal José Luis Vega

Como ya sabemos que la privatización significa elevación astronómica de las tarifas, es
necesario que los ciudadanos de a pie nos movilicemos para que no privaticen el agua.
La empresa del Estado, SEDAPAL, que administra y nos provee del agua en Lima y
Callao, cobra tarifas accesibles. Si dejamos que la privaticen, sus tarifas se elevaran de
la misma manera que ocurrió con la energía eléctrica, los teléfonos, la gasolina y el gas.
De igual manera las empresas del Estado que administran y proveen del agua a las
distintas Regiones del país, sus tarifas son accesibles. Su privatización elevará
sideralmente sus costos.

Todos debemos estar presente en la marcha convocada por el Sindicato de Trabajadores
de SEDAPAL para el día 26 de diciembre del 2019 a las 9 am. Esta marcha se
concentrará en el Campo de Marte.

Mg CPCC Luis Alberto Latìnez Carpio*
Asesor y consultor de empresas

Facebook Commentarios
• Magister en Contabilidad • Asesor y consultor de empresas • Especialista en Tributación • Auditor independiente • Presidente del Centro de Investigaciones Contables y Tributarios Docente universitario en pre grado y en post grado • Past Decano del Colegio de Contadores Público de Lima (CCPL)2007-2009 Past • Director de Defensa Profesional del CCPL 2001-2003 • Ex Jefe SUNAT • Ex Presidente del Instituto de Administración Tributaria (IAT