Han pasado ya casi dos meses desde el matrimonio entre Harry y Meghan delante de millones de personas en todo el mundo y de Oprah Winfrey.

Oprah Winfrey fue una de las invitadas a estar presente en el Castillo de Windsor, la invitación esta que marcó, según la propia viene ahora revelar en una entrevista.

“No estaba preparada para una emoción tan profunda que sentí al pisar el suelo del Castillo de Windsor“, cuenta.

“Literalmente me dejó sin aire. – Exclamé en voz alta a nadie en particular: ‘Whoa! Todo esto aquí es otro nivel”, confiesa la presentadora en una entrevista a la propia revista.

Oprah fue rápidamente llevado a pensar en la “historia”, en “el legado” y en el “momento brillante que Meghan Markle estaba protagonizando”.

“La vida que ella está viviendo por detrás y el nuevo mundo en el que está creciendo – todas las partes del destino que ella ayudó a dibujar” refleja.

La conductora contó que los novios estaban muy felices.

“No puedo esperar el bien que vendrá de su unión. La bondad que, según sé, va a ayudar a la forma en que el mundo piensa que es posible”, finaliza.

Facebook Commentarios