PPK ¿Se fue sin decir cuál es la nuez?

0
40

PPK  con su renuncia dejó con los pantalones abajo a los congresistas de la oposición ¿Qué esperaban, el autoflajelo? Ningún corrupto acepta que lo es. Las gavillas en su totalidad deben ser extirpadas de todo el aparato del Estado: Ejecutivo, Legislativo, Poder Judicial, Ministerio Publico, de los Partido Políticos y la ciudadanía en general  olvidarse de ese chic  que “roba pero hace obra”. Solo así, quizás para adelante empezaremos un nuevo camino de estabilidad política y crecimiento económico.

Se van a cumplirse 200 años de nuestra independencia, y donde se pone el dedo salta la pus, espacio y tiempo nos ha traído solo lamentables noticias, el negociado en la explotación del guano y el salitre, el caucho, el petróleo,  los minerales, etc. Que hicieron rico al más rico, mientras el pueblo trabajador se muere de hambre. Hoy PPK,  como todos esos sinvergüenzas que han traicionado a la patria, se victimiza, habla de que sufre su familia y se olvida de sus promesas de luchar contra la corrupción. Por eso la gran mayoría, pide al Congreso de la Republica que no le acepten la renuncia. Que vaquen a este sinvergüenza, porque no ingresará a la historia sino a la cárcel.

Pedro Pablo Kuczynski salió elegido como presidente  por el miedo y el odio contra Keiko Fujimori.  Él no tenía los votos necesarios para ganar solo,  sino que se votó por el mal menor ¡A veces el mal menor suele ser más peligroso que el mayor! Este último miércoles tomó la  decisión de renunciar a su cargo de Presidente de la República, sin autocritica, ni siquiera durante el último instante fue capaz de darse cuenta de que un funcionario público no puede estar haciendo “negociados” con el Estado para obtener dinero ni comprando congresistas sinvergüenzas a fin de quedarse en el poder, pues ha culpado al Congreso y a la oposición de minar su gestión, en lugar de admitir que estuvo por el camino equivocado.

PPK fue artífice de su propio destino por no ser una persona transparente, por hacer uso perverso del poder. Fue arrastrado al lodo por la avaricia de los hermanos Fujimori, que recurrieron a prácticas montesinistas: compra de congresistas y votos para evitar la vacancia.  Además, podría ser acusado de los delitos de lavado de activos y cohecho, también corre el riesgo de purgar prisión preventiva, aunque primero se debe acreditar que existe peligro de fuga-tal como lo señala el diario La República-, por los flagrantes delitos:

  1. Los negocios con Odebrecht:su relación con Odebrecht fue la causal de las dos mociones de vacancia que presentaron en su contra. En octubre de 2017, el mandatario negó haber tenido algún vínculo con la firma brasileña. En noviembre de ese año, Marcelo Odebrecht dijo a fiscales peruanos que su empresa contrató a PPK como consultor.
  2. La relación de Westfield y Odebrecht: sus vínculos con las empresas brasileñas tienen muchos episodios. La constructora comunicó en diciembre a la comisión Lava Jato que había contratado a Westfield Capital, firma unipersonal de Kuczynski, para recibir consultorías en las obras Interoceánica Sur y el proyecto de irrigación Olmos. Por esos contratos, Westfield recibió US$782 mil, pero el jefe de Estado sostuvo que recién se enteró de esas consultorías el año pasado, cuando fueron ventiladas por el Congreso.
  3. Los trabajos con Gerardo Sepúlveda: El empresario chileno administró Westfield Capital mientras Kuczynski era ministro de Estado (2001-2002 y 2004-2006). En ese periodo, Westfield cerró contratos con Odebrecht, aunque el mandatario alegó que no sabía de ellos porque aplicó una ‘muralla china’ con su socio Sepúlveda para evitar tener conflictos de interés. Sin embargo, sí reconoció que, trabajando para la empresa de Sepúlveda (First Capital), asesoró en el proyecto Olmos. Cuando PPK fue interrogado por la comisión Lava Jato, dijo que no existió un contrato que corroborara las funciones delegadas a su socio chileno en Westfield.
  4. Informe de la UIF: A pedido de la mencionada comisión, la UIF emitió una nota de inteligencia financiera que mostraba las millonarias transferencias de dinero que había hecho Kuczynski desde Westfield a sus cuentas personales. Según el reporte, US$2.3 millones fueron abonados a la cuenta mancomunada de PPK y su secretaria Gloria Kisic entre 2005 y 2013. Parte de los ingresos se habrían generado a partir de los contratos con Odebrecht.
  5. El indulto a Alberto Fujimori: Tras salvarse de la vacancia el 21 de diciembre de 2017, Kuczynski indultó al ex gobernante Alberto Fujimori tres días después, en vísperas de Navidad. Esa decisión fue la que motivó a la izquierda, casi inmediatamente, a impulsar una nueva destitución argumentando que hubo un “pacto político”. Si bien no contó con el apoyo de otras bancadas, la izquierda varió su causal por los aparentes actos de corrupción en los que habría incurrido PPK por su acercamiento con Odebrecht. Nuevas evidencias sobre esos vínculos permitieron la adhesión de otros bloques a la solicitud.
  6. La palabra de Jorge Barata: A fines de febrero, el ex directivo de Odebrecht en Perú, Jorge Barata, contó a fiscales peruanos que abonó US$300 mil a la campaña presidencial de Kuczynski en 2011. Barata dijo que entregó el dinero a la hoy embajadora Susana de la Puente a pedido de ella misma. La versión del empresario brasileño fue rechazada por De la Puente, mientras PPK dijo que él no manejó los recursos de actividades proselitistas.
  7. PPK y Hunt Oil: La Fiscalía Anticorrupción reabrió una investigación a Kuczynski, por el delito de colusión, por la concesión del Lote 56 al consorcio Camisea en 2004. Este consorcio está integrado por Hunt Oil, firma que PPK asesoró en 2003, un año antes de que regresara a ser ministro de Estado y firme la adjudicación del lote. Para el Ministerio Público, existen evidencias de que el ex mandatario favoreció a la compañía.

No sé si llorar o reír, por esta debacle  como  resultado de un proceso electoral trabado y nauseabundo, que nos debe conducir a desenvolver el hilo de esta madeja, donde  PPK es el protagonista, pero no es el único responsable. Su renuncia debe enterrar para siempre a los dinosaurios políticos, esa  clase dirigencial ausentistas, cainitas, angurrientas, sin estrategia o decisión. Se trata de un fracaso más de la misma clase dirigente que perdió la guerra con Chile y entregó el país al liberalismo relativista y a la izquierda caviar. Ahí esta la alianza electoral protagonizada por PPK y “La Veronika” como ejemplo  de la falta de ética y  claudicación moral que dio origen a un pacto contra natura de odio y rencor en el que todo fue válido con tal de vencer a Keiko Fujimori.

¿El exministro, Bruno Giuffra coordinó la “entrega de la nuez” al congresista Moisés Mamani de FP  en casa de PPK? ¿Cuál es la nuez? ¿Obras, coimas y empleos a cambio de que voten contra la vacancia presidencial?

Facebook Commentarios
Jaime Uribe Rocha Periodista y columnista en medios escritos, experto en marketing político