¿PPK ARCEL?

0
188

 

Sin duda, la noticia de la semana será la detención preliminar del expresidente de la República, Pedro Pablo Kuczynski Godard, quien luego de haber sido defenestrado de la casa de Pizarro por supuestos lobbies y presuntos actos de corrupción, hoy estaría tras las rejas, durante diez días, esperando a que se determine si habrá o no, audiencia de prisión preventiva.

Jamás estuve de acuerdo con el gobierno del expresidente. Nunca tuve una línea a favor de su gestión. Me parece que fue el voto anti fujimorista el que lo llevó a la presidencia de la República o, mejor dicho, fue favorecido por la antipropaganda y siempre sostuve que podría ser un bien ministro o un interesante presidente del BCR, pero para nada alguna vez pude imaginar que los grupos de poder del país lo colocaran al mando de la República.

Dicho esto, no puedo dejar de referir de que, sin perjuicio que estoy de acuerdo conque se investigue al expresidente, la detención preliminar es una característica más de la estrategia del “pan y circo”. Tal cual lo dije en mi columna del 26 de marzo publicada en el diario “Del País, lo único que le quedaba al gobierno populista que hoy tenemos, era seguir con las detenciones y me remito a transcribir literalmente lo que en aquella columna sostuve:

“Ahora bien, ¿Qué le queda a un gobierno que no tiene la capacidad para conducir al país dentro de un plan político, económico y social? La respuesta es clara y no seamos ilusos; solo le queda seguir aplicando “pan y circo” y ahí radica el gran peligro social y político, pues seguirán las detenciones, seguirán los juicios, con o sin fundamento, pero seguirán; pues es lo que da “el pan” a algunos y “el circo” a otros. No encuentro otra respuesta, pues se puede ver con mucha facilidad que el gobierno está en una encrucijada: O entra a gobernar o mantiene el “pan y circo”, esperando las famosas encuestas de popularidad, tomando medidas que un pueblo quiere escuchar, golpeando al Congreso que todo el país repudia y continuando con la neutralización política de sus adversarios”. (Iván Torres La Torre. Diario Del País, 26.03.2019).  

Como pueden apreciar, todo está cantado, todo está dicho, populismo puro, desgobierno total, proyectos paralizados, violencia social y un país sin políticas de Estado para problemáticas fundamentales que, ojo, no son nuevas, pero que nadie las soluciona.

Entonces ¿qué es lo que viene? Seguro vendrán más noticias sobre corrupción, más detenidos, “estancamiento” en los diálogos por el problema en las Bambas, más feminicidios, la falta de reconstrucción en el norte y sur del país y más bla,bla,bla de los opinólogos empíricos y alguna encuesta que nos dirá que el gobierno aumentó su popularidad. Hasta la próxima semana.

Facebook Commentarios