Las semillas de girasol son inmensamente ricas en nutrientes. Y una porción ‘poderosa’ consiste sólo en unas cuatro cucharadas de aquel alimento.

Presentan además un alto contenido de grasas saludables: una porción contiene 14 gramos de grasas monoisaturadas y poliinsaturadas.

“Estas dos grasas presentes en las semillas de girasol son beneficiosas para la salud cardiovascular y reduce el riesgo de incidencia de infartos y ataques al corazón”, explica la dietista Violet Rumsey en declaraciones a la revista estadounidense TIME.

Una porción de semillas contiene alrededor de seis gramos de proteína y 2,5 gramos de fibra. “La grasa, la fibra y la proteína juega un papel fundamental en la sensación de saciedad y, en particular, la sensación de estar más rápidamente lleno y satisfecho, promoviendo de esta forma el peso”, dice Rumsey.

Esas semillas están llenas de vitaminas y minerales, incluyendo vitamina E (que incluyen fuertes propiedades anti-inflamatorias y puede reducir el riesgo de enfermedades coronarias), folato (importante para la síntesis de ADN), fósforo (clave para la enfermedad de los huesos), selenio (un antioxidante que protege contra el daño celular), manganeso (que promueve la producción de hueso), cobre (que ayuda a la salud cardiovascular y el buen funcionamiento del sistema inmunitario), B6 (óptimo para el desarrollo de la función cognitiva) y zinc (importante para el metabolismo y también para el sistema inmune), explica la nutricionista estadounidense Maxine Yeung.

Y con respecto a las otras semillas existentes en el mercado y hasta más populares y, en particular, la chía y la linaza, la nutricionista señala: “Las semillas de girasol tienen un mayor contenido de vitaminas y minerales y su gusto es más sabrosa, en comparación por ejemplo a la chia de sabor más neutro”.

Añadiendo: “El sésamo contiene una de las concentraciones más altas de fitosteroles, moléculas existentes en las plantas y que favorecen la reducción de los índices de colesterol, promoviendo de nuevo la salud del corazón”.

Ahora, ya sabes… y sí tiene permiso – las semillas de sésamo son sus aliadas.

Facebook Commentarios