La primera comida del día debe representar entre el 20% y el 25% de las calorías consumidas durante el día.

El desayuno es la primera comida que comemos después de estar en ayunas toda la noche, en medicina unas ocho horas. Y por eso mismo debe invertir en esta comida para que su cuerpo reciba todos los nutrientes que necesita para funcionar a lo largo del día. Nutrientes con la capacidad de impactar positivamente en el buen funcionamiento del cuerpo, dando energía tanto física como mental, como explica un artículo publicado en el sitio web de la red de hospitales CUF.

desayuno

Seis beneficios de un desayuno saludable:

– Restablece los niveles de energía tras el ayuno nocturno;

– Aumenta la capacidad de razonamiento, la memoria y la concentración.

– Contribuye a mantener el peso y adelgazar;

– Proporciona un momento de convivencia y de compartir con la familia, estrechando los lazos;

– Contribuye a que coma de forma equilibrada a lo largo del día;

– Mejora el humor y la sensación de bienestar.

Pero, ¿qué debo comer?

La CUF señala que debe incluir estos alimentos un desayuno saludable:

– Productos lácteos;

– Cereales y derivados;

– Frutas;

– Agua (un vaso).

¿Y qué pasa si no desayunamos?

La abstención de esta comida prolonga el ayuno, lo que puede tener consecuencias nefastas para el organismo, incluyendo la disminución de los niveles de azúcar en sangre (hipoglucemia), que se manifiesta, según CUF, por sudores fríos, debilidad, desmayos y, en última instancia, coma hipoglucémico.

Además, puede experimentar malestar, impaciencia y agresividad, dolores de cabeza, menor rendimiento intelectual y físico.

Facebook Commentarios
Seguro te interesa  Vejiga hiperativa: Cinco maneras de tratar el problema