Tener una sonrisa blanca se ha convertido en una búsqueda estética y, para algunos, una verdadera obsesión. Pero la verdad es que no todos podemos tener los dientes completamente blancos de forma natural.

dientes amarillos

Muchos culpan al cigarrillo y al café por el tono amarillento de la dentición, pero no siempre es el caso.

En declaraciones a la BBC Mundo, Oscar Castro Reino, presidente del Consejo General de Colegios Odontológicos de España, explicó lo que podría estar amargando sus dientes.:

1. Causas genéticas

“El color de los dientes depende de cada persona”, dijo Oscar Castro Reino.

“Hay un condicionante genético importante que define la coloración de nuestros dientes desde que nacimos”, dijo.

Según Castro, también existen enfermedades congénitas “como la dentinogénesis o la amelogénesis imperfecta, que causan problemas en el esmalte o la dentina, lo que hace que éstos adquieran un color amarillento o incluso Pardo”.

“Es un proceso heredado, de padres a hijos”, explicó.

Además, “los cambios endocrinos de las hormonas tiroideas también influyen en el color de los dientes y pueden causar manchas y cambiar el color”.

2. Lo que come y bebe

Algunos alimentos y bebidas tienen pigmentos que pueden pasar por los poros de los dientes o, como los dentistas los llaman, los canalículos dentales, de la dentina.

Los más conocidos son el café y el té negro. Otros son menos obvios: Castro cita también el té verde, cuya pigmentación puede amarillentar los dientes, el vino tinto y los refrescos.

Lo mismo ocurre con los alimentos con caroteno (un pigmento natural antioxidante), como los tomates y las zanahorias.

En algunos lugares, el agua también puede amarillentar los dientes por tener “grandes cantidades de flúor, cuyo exceso provoca manchas en los dientes”, explicó Castro.

Seguro te interesa  ¿Es mejor cortarse el pelo cuando está seco o mojado?

3. Medicamentos y tratamientos

“Algunos tipos de antibióticos, como la tetraciclina, pueden provocar un cambio durante la formación del diente, haciendo que éste se desarrolle con un color pardo estriado”, dijo Castro.

Otros productos que hacen que los dientes estén amarillentos, según el especialista, son los Enjuague bucal.

Los dientes con empastes de plata también pueden tener su color alterado, ya que la obturación tiene pigmentos que, según Castro, pueden ser asimilados por el diente y transformar el tono.

Cuando el nervio o pulpa del diente está dañado, también puede oscurecer.

4. El paso del tiempo (y la falta de atención)

Otro factor es el tiempo. A medida que envejecemos, los dientes empiezan a ponerse amarillentos.

“Es normal que, con la edad, los dientes pierdan el tono blanco, porque desde que nacimos hasta la muerte los hemos sometido a una serie de condiciones que provocan cambios”, dijo Castro.

Pero también es fundamental cómo cuidamos los dientes. Y, sobre todo, cómo los higienizamos.

“La higiene dental tiene una gran influencia no sólo en el color de los dientes, sino también en su salud en general”, explicó Castro.

Facebook Commentarios