Casi todo lo que un perro necesita saber sobre otro está en su ano… ¿quién lo dice? La ciencia.

Según la veterinaria Karine Evangelio en entrevista con la revista Terra, es en esa área donde se encuentran las glándulas anales, que producen un líquido de tono marrón y con un olor intenso. El olor proporciona a los otros perros información clave, como la raza, si es macho o hembra y, en particular, el estado mental del animal.

perros

“Funciona como una especie de tarjeta del ciudadano canino”, ejemplifica. Los perros se rigen por el olfato de dos maneras – por la eliminación de aromas específicos en las heces, la orina o las secreciones glandulares y también por el olor de su propio cuerpo.

Se trata de un tipo de comunicación que utiliza mensajes químicos, llamados feromonas.

Curiosamente, los perros más sumisos tapan completamente sus glándulas anales, para evitar que otros puedan olerlo. Lo que significa que literalmente camina con el rabo entre las piernas. Incluso cuando un perro quiere demostrar Autoridad, levanta la cola para exhalar más olor, explica la veterinaria.

En los grupos, la identificación del líder se realiza precisamente a través de este proceso. El animal mueve el culo para demostrar que es el elemento dominante en un entorno determinado. “Sin embargo, si no hay una relación de liderazgo, huelen, se reconocen, pero no mueven el culo”, concluye Karine Evangelio.

Facebook Commentarios
Seguro te interesa  Psicópatas ¿pueden ser curados?