De acuerdo con un estudio científico publicado en la revista científica Environmental Science & Technology, que examinó varias marcas de sal que se comercializan en el mundo entero – el 92% contenían microplásticos.

El problema de la contaminación relacionada con el plástico puede parecer algo lejano y se retira de la vida del día a día – hasta que considere que tal vez esté en sus platos.

Una nueva investigación que ha probado 39 diferentes marcas de sal procedentes de varias partes del mundo, identificó la presencia de microplásticos en el 36 o el 92%.

“Estudios recientes detectan la presencia avasalladora de plástico en los peces, la naturaleza marina y hasta en el agua del grifo, y ahora en la sal”, dijo en un comunicado Mikyoung Kim, una militante de la asociación de Greenpeace en la delegación del sudoeste de asia. “Es obvio que no hay escapatoria posible de la crisis de plástico que está asolando el planeta, sobre todo porque continúa el problema a proliferar y a prosperar en los cursos de agua y los océanos”.

La cantidad de plástico presente en la sal varía de marca a marca, según el estudio. Se han registrado tres que no tenían ningún vestigio de la sustancia, y algunas otras que presentaban ‘sólo’ 28 trozos de microplástico por kilogramo de sal, mientras que las peores transgresoras tenían hasta 13 mil partículas de microplástico por kilogramo de sal.

Se detectó una mayor concentración de plásticos en la sal de mar, en comparación con las de los lagos o sal gruesa, y los niveles más altos se encuentran en las marcas asiáticas – Indonesia registró la mayor concentración de microplásticos.

Teniendo como base a los datos registrados, los investigadores estiman que, en promedio, un individuo adulto consuma dos mil piezas de microplástico por año, solamente a través de la sal.

Facebook Commentarios