Si el Perú cuenta con un seguro ante desastres, luego del lamentable terremoto de setiembre del 2017 que devastó México, nuestro país por primera vez en su historia contrató en febrero del 2018 un seguro catastrófico que cubrirá las pérdidas derivadas de terremotos. Este seguro tiene una protección financiera de hasta US$ 200 millones. Seguro que fue contratado con el Banco Mundial, a través de la emisión de un bono catastrófico (Cat Bond), en asociación con los países de la Alianza del Pacífico, según detalló en su momento el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF).

terremoto Loreto

“El seguro adquirido brinda protección ante siniestros de baja frecuencia y alta severidad y permite transferir el riesgo de este tipo de eventos a los mercados financieros internacionales y complementa la cartera de instrumentos financieros dentro de la política nacional de Gestión de Riesgos”.

¿Cuál es la características del seguro? El bono catastrófico contra terremotos logrado por el Perú, cuenta con una duración de tres años, por los cuales se paga un cupón (prima) anual. La cobertura para el país abarca desde terremotos de 7 o más grados en las zonas donde se estiman las mayores pérdidas económicas y sociales. Los desembolsos se producirán cuando un evento sísmico cumpla con los parámetros de ubicación y magnitud estipulados en el contrato de seguro y publicados por Servicio Geológico de los Estados Unidos (USGS).

Los montos de los desembolsos están estructurados en función a la severidad del terremoto y pueden ir desde el 30% hasta el 100% del principal. Los desembolsos serán transferidos al Fondo de Desastres (FONDES) para cubrir los gastos de emergencia ante un desastre sísmico con derecho a cobertura.

“Si bien es la primera vez que el Perú adquiere este tipo de instrumento de cobertura y transferencia internacional de riesgo de desastres, se obtuvo la menor prima por riesgo exigida por los inversionistas, reflejo de la solidez de la economía peruana”.

Esta adquisición se realiza en el marco de la Ley del Sistema Nacional de Gestión de Riesgo de Desastres, en la que le corresponde al MEF desarrollar la estrategia de gestión financiera con cobertura a nivel nacional acorde al principio de subsidiariedad. A través de esta operación se fortalece la estrategia de gestión financiera al disponerse de recursos para hacer frente a la atención de emergencia por sismos.

La modelación técnica y económica para Cat Bond multi país se realizó en colaboración con AIR Worldwide, firma internacional modeladora de riesgos catastróficos, la cual fue financiada por la Secretaría de Estado para Asuntos Económicos -Cooperación Suiza (Seco).

Facebook Commentarios
Jaime Uribe Rocha Periodista y columnista en medios escritos, experto en marketing político