El nuevo mando tiene un color Alpine Green y se une a la colección de ediciones limitadas de los controladores de PlayStation 4.

Play Station

Sony anunció que puso en las tiendas una nueva versión de su comando inalámbrico. El “Alpine Green” tiene un color verde vivo, con adornos, botones y analógicos blancos de nieve, representando los paisajes de los Alpes, como se ha designado.

El control inalámbrico cuesta unos 65 euros y puede adquirirse en las tiendas especializadas. DualShock “Alpine Green” se une a una colección de comandos conmemorativos que incluyen Berry Blue, Copper, Magma Red, Glacier White, entre otros.

 

Facebook Commentarios