Los besos son importantes. Estudios afirman que el beso estimula al cerebro a liberar endorfinas, creando una sensación de bienestar e incluso quema calorías.

beso

Pero por muy agradable que sea, se recomienda evitar el contacto íntimo con desconocidos o con personas con las que son confiables, ya que hay varias enfermedades que pueden ser transmitidas por este acto de afecto.

Mononucleosis infecciosa: infección vírica causada por el virus Epstein-Barr que se encuentra en la saliva y la secreción nasal. La “enfermedad del beso” puede causar síntomas de fiebre, dolor de garganta y cabeza, amigdalitis, ganglios en el cuello y cansancio.

Gripe y resfriado: los virus de estas enfermedades pueden transmitirse por el beso.

Herpes labial: la transmisión del virus del herpes se realiza por contacto directo con personas infectadas, principalmente a través del beso.

Paperas: la paperas está causada por el virus de la parotiditis, que se propaga de persona a persona a través de la tos, los estornudos y la saliva.

Candidiasis: es una infección causada por un hongo del género Candida.

Sífilis: es una infección de transmisión sexual causada por la bacteria Treponema pallidum, pero que también puede ser transmitida por la saliva.

Facebook Commentarios
Seguro te interesa  ¿Está tu piel bien hidratada?