Perú: se hizo el milagro de unidad nacional con Martincito

0
75

Llamó la atención que Martín Vizcarra, minutos antes de recibir la banda presidencial rompa la forma tradicional de juramentar  en un momento en que el país está en crisis, algo que no es usual en los actos de investidura política.

“Yo, Martín Alberto Vizcarra Cornejo, juro por Dios y por la Patria que ejerceré fielmente el cargo de presidente de la República que asumo, de acuerdo con la Constitución Política del Perú, que defenderé la soberanía nacional, la integridad física y moral de la República y la independencia de sus instituciones democráticas, y que cumpliré y haré cumplir la Constitución Política y las leyes del Perú”

El presidente Vizcarra, en su primer mensaje a la Nación, cautivo a los congresistas con un mensaje esperanzador y de unidad nacional, dijo que  su Gobierno se guiará por cuatro lineamientos y llamó a todos a apoyar estos objetivos:

“Primero, pondremos nuestro mayor esfuerzo en la lucha contra la corrupción”. Afirmó que su gobierno será firme “en el combate contra todas aquellas acciones que estén reñidas con la ley, vengan de donde vengan y cueste lo que cueste”.

Vizcarra dijo que “los graves acontecimientos que se han conocido en los últimos tiempos” ameritan ser esclarecidos y aseguró que “cualquier tipo de irregularidad cometida será penada como corresponde. “No va a temblarnos la mano para llevar adelante las medidas necesarias para sacar al Perú de la situación actual”.

En ese sentido, afirmó que la transparencia será el pilar de su mandato. “Estamos comprometidos a desmontar y denunciar todo esquema corrupto que funcione en cualquier área del Estado”. Propuso una “refundación institucional del país en el que la democracia y el respeto por el prójimo sean banderas, dejando de lado los intereses y apetitos personales, y priorizando el bienestar de todos”.

Segundo, dijo que uno sus desafíos será “recuperar la gobernabilidad,  la confianza de los peruanos en un marco de respeto de la Constitución”. Con ese objetivo hizo un llamado a los partidos políticos, empresarios y gremios a “trabajar unidos, respetando nuestras diferencias”.

El flamante presidente, señaló que  los políticos deben responder las necesidades de los peruanos y no enredarse en peleas que dañan al país. Para esto, propuso una “refundación institucional del país en el que la democracia y el respeto por el prójimo sean banderas, dejando de lado los intereses y apetitos personales, y priorizando el bienestar de todos”.

Afirmó que el país está llegando al Bicentenario “en una situación de inestabilidad y zozobra institucional que ningún peruano podría desear”. En ese sentido recordó que “la división de poderes es la base de cualquier democracia y es fundamental que ningún poder avasalle los derechos del otro”. “Los exhorto a que sea el respeto, la tolerancia y el amor a la Patria los que marquen la dinámica de esta nueva etapa”, dijo ante un Congreso que ha estado enfrentado al Ejecutivo en los últimos meses.

Tercero, “Nuestro horizonte es el de un país estable con crecimiento ordenado  y equitativo y tenemos que avanzar en este camino”. En ese sentido, adelantó que la promoción de la inversión privada será uno de los puntos claves de su gestión en materia económica. No obstante, también detalló que trabajará por brindar más apoyo a las pequeñas y medianas empresas peruanas.

“Nuestro proyecto en lo económico es conducir al Perú por la senda de la credibilidad y estabilidad; por eso vamos a mantener lo que se ha hecho bien; modificar todo aquello que puede mejorarse y emprender aquello que no se ha realizado hasta ahora”.

El jefe de Estado indicó que su gobierno trabajará por el desarrollo de una infraestructura sostenible, que permita que el Perú se convierta en un país más competitivo. “Hay mucho por hacer en nuestro país. Con el fin de hacerlo más competitivo económicamente y más justo en la distribución regional. Pensando en la costa, sierra y selva de nuestro país; más aún cuando tenemos una reconstrucción pendiente y es urgente emprenderla, comentó.

Cuarto, señaló  que su gobierno tendrá claro “que el desarrollo del Perú no es otra cosa que la mejora de la calidad de vida de cada uno de los peruanos, para que tengamos un futuro mejor como nación y que nuestros hijos puedan desarrollarse y tener oportunidades”.

Con miras hacia ese objetivo detalló que los pilares de su gestión estarán orientados a mejorar las oportunidades de los peruanos. Así, detalló que la Salud, la seguridad social y el empleo de calidad serán puntos centrales en los que se enfocará su gobierno. Fue un mensaje preciso, conciso y con esperanza, se ganó el aplauso de todas las bancadas nunca antes visto.

Pregunto ¿Después del mensaje  del nuevo presidente, los  congresistas fujimoristas, caviares  y la politiquería corrupta se fueron a dormir tranquilos con la seguridad de que todo seguirá igual, con  borrón y cuenta nueva? ¿Tendrán paz o dormirán con los ojos abiertos?  Se cambió de Presidente, respetando el Orden Democrático, así debe ser en un país civilizado, sin ir al quiebre democrático, a las protestas de clases, con altos saldos sociales y económicos tipo Venezuela, nuestro Perú, es ejemplo  para el mundo entero.

Bueno, el camino al Infierno está sembrado de buenas intenciones, lo dijo Dante Alighieri, para que eso no suceda hay que elegir un Primer Ministro eficiente y un Gabinete identificado con la Patria y no se rodee de sabandijas y sanguijuelas. Trabaje usted Señor Presidente con transparencia, reúnase con otros poderes del Estado con micrófono abierto, para evitar malas conjeturas. Porque usted Señor Presidente  Martín Vizcarra,  es la esperanza de todo la Nación, no nos defraude.

Facebook Commentarios
Jaime Uribe Rocha Periodista y columnista en medios escritos, experto en marketing político