Perú entra a cuarta fase de contagio masivo de la pandemia Covid-19

0
54

En medio de la falta de camas UCIS, ventiladores mecánicos, profesionales de la salud, y hasta crematorios y cajones, el Perú ingresa a la FASE CUATRO de la pandemia, en donde la situación se agrava y se producirán miles de contagios y muertes por esta cruel enfermedad.

Sólo en nuestra capital se concentran más de 14 mil pacientes contagiados (69% del total nacional) y más de 500 fallecidos.

Como si fuera una plaga apocalíptica el goierno se apresta a extender por dos semanas más la cuarentena como única salida para que no colapse el sistema de salud y seamos un Ecuador, Estados Unidos, Italia o España.

Lamentablemente las series de gobiernos corruptos en el país desde Fujimori, pasando por Toledo, García, Humala y PPk nunca se preocuparon por el sector salud y ahora lo estamos lamentando.

Si nos ponemos en comparación con Chile éste país solo tiene en todo el territorio (139 muetrtos), e incluso que Colombia (179).

Antes de que se confirmara el primer caso de COVID-19 en el Perú, el 6 de marzo, el Ministerio de Salud (Minsa) anunció que cinco hospitales de su red de atención estaban preparados para albergar a los futuros pacientes: Dos de Mayo, Cayetano Heredia, Hipólito Unanue, Villa El Salvador y Sergio Bernales. Todos ubicados en Lima.

A estos se sumó luego el nuevo hospital de Ate, que fue designado centro de referencia para los casos graves que requerían unidades de cuidados intensivos (UCI) con ventiladores mecánicos. Sin embargo, este Diario mostró que las áreas acondicionadas allí se habían desbordado; que su mortuorio estuvo lleno de cadáveres dos días; y que solo tenía 20 camas UCI, además de 35 ventiladores incompletos.

Seguro te interesa  Gasolinazo en el Ejército Peruano

La situación era similar en el hospital Almenara, de la red Essalud: insuficiente número de camas UCI y médicos infectados. Al respecto, el ministro de Salud, Víctor Zamora, dijo días atrás: “Hemos pasado de 100 camas UCI a 500, hemos aumentado la cantidad de profesionales destinados a estas zonas”.

El presidente Martín Vizcarra confirmó ayer que el país tiene 525 camas UCI con ventilador para atender la emergencia del COVID-19. De ese total, 379 (72%) se encontraban en Lima y Callao; es decir, hay una tasa de 4 camas UCI por cada 100.000 personas en el ámbito metropolitano ante la pandemia. A la fecha, ya se habían ocupado 318 (84%).

En comparación con otras grandes ciudades latinoamericanas, nuestra capital está relegada: en la provincia ecuatoriana de Guayas (donde se ubica Guayaquil), la tasa de camas UCI es de 8,1 por cada 100.000 habitantes; en Bogotá, es de 7; y en Santiago de Chile, llega a 27,2.

Solo en la capital chilena hay 1.937 UCI disponibles, casi cuatro (3,7) veces más que la cifra total del Perú. Esto, pese a que la tasa de fallecidos en Lima (2,1 por cada 100.000) supera a la de Santiago (0,9). Y la tendencia de la curva no perdona: a menos UCI, más muertos.

Facebook Commentarios