El juez Timothy J. Kelly consideró que la administración Trump debe devolver la acreditación del periodista de la CNN Jim Acosta, a quien se había alejado de la cobertura informativa de la Casa Blanca.

Un juez federal de los estados UNIDOS decidió hoy que la administración de Trump debe devolver inmediatamente la acreditación de un periodista de la CNN que fue apartado de la cobertura de la Casa Blanca.

El juez Timothy J. Kelly consideró que la administración Trump debe devolver la acreditación del periodista de la CNN Jim Acosta, a quien se había alejado de la cobertura informativa de la Casa Blanca.

La CNN y Acosta habían presentado una solicitud de medida cautelar, buscando revertir la decisión del gobierno, temporalmente, hasta que los tribunales decidan si Trump puede elegir a quien hace la cobertura informativa de la Casa Blanca.

Timothy Kelly, que fue nominado para el puesto por el que Donald Trump, dio hoy la razón a los demandantes, considerando que el acceso a Jim Acosta no puede ser negado, y diciendo que el periodista sufrió “daños irreparables, ignorando el argumento de que la CNN podría indicar a otros periodistas para la cobertura.

La semana pasada, en una conferencia de Prensa en la Casa Blanca poco después de conocerse los resultados de las elecciones intermedias, el periodista Jim Acosta de la CNN intentó insistir con preguntas que el Presidente de los estados UNIDOS consideró despropositadas.

Al día siguiente, la Casa Blanca retiró la acreditación a Jim Acosta.

La Casa Blanca presentó varias versiones para justificar la acción, comenzando por acusar al periodista por haber puesto las manos en la becaria de la Casa Blanca que entregaba los micrófonos de los periodistas, hasta una versión más moderada que indicaba que el Jim Acosta había “alterado la conferencia de Prensa”.

El martes, la CNN y Jim Acosta movieron a una acción contra el Presidente Trump y algunos de sus asesores, alegando que los derechos de libertad de expresión del periodista y de la estación de televisión han sido violados.

La administración Trump considera que tiene “poder discrecional” para elegir a los periodistas que cubren la Casa Blanca, respondiendo a la acción legal de la estación televisiva, considerando que fue legal la decisión de castigar el periodista de la CNN por su comportamiento.

Esta actitud es inédita en la historia de la Casa Blanca, no hay noticia de ninguna otra administración haya alejado un periodista sin previo aviso.

El abogado del departamento de Justicia de James Burnham, representando a la Casa Blanca, dice que ningún derecho ha sido violado y que la liquidación no se debió a la postura crítica de Jim Acosta.

Si el Presidente apartara de todas las voces críticas, habría tomado otros pases de acceso, dijo James Burnham, añadiendo que hay más de 50 periodistas de la CNN acreditados en la Casa Blanca.

La estación de Fox News, muy asociada a Donald Trump, que en frecuentes ocasiones el elogia públicamente, se puso esta vez, al lado de la CNN y contra el Presidente de los Estados Unidos.

La Asociación de Corresponsales en la Casa Blanca, que representa a todos los periodistas acreditados ante la administración, también ha demostrado su solidaridad con Acosta y la CNN.

Facebook Commentarios