La justicia de Bangladesh condenó este jueves a 16 personas a muerte por el asesinato de una joven de 19 años, quemada viva después de quejarse de acoso sexual cometido por el director de la escuela islámica a la que asistía.

acoso

En abril, la muerte de Nusrat Jahan Rafi desencadenó protestas en Bangladesh. Los 16 acusados, incluida la profesora y tres compañeros de escuela, han sido juzgados desde junio por un tribunal especial en el distrito de Feni (sudeste).

“El veredicto prueba que ningún asesinato queda impune en Bangladesh. Tenemos un Estado de derecho”, dijo el fiscal Hafez Ahmed a los periodistas, después de la sentencia, en un tribunal lleno y bajo fuertes medidas de seguridad.

Según las autoridades, la joven fue atraída al techo de la escuela en Sonagazi. Los agresores pidieron que retirara la denuncia de acoso sexual que había presentado poco antes contra el director de la institución.

Ante el rechazo de la joven, fue rociada con gasolina y su cuerpo incendiado. Nusrat Jahan Rafi sucumbió a sus heridas cinco días después, el 10 de abril, causando un escándalo en el país de 160 millones de personas.

Todos los acusados se habían declarado inocentes. Ocho de ellos dijeron en la corte que los investigadores los obligaron a firmar confesiones sobre su participación en el crimen y reportaron haber sido objeto de tortura.

Los defensores de los derechos humanos han seguido de cerca el juicio, en un país en el que denuncian un número cada vez mayor de casos de violación y acoso sexual. Según el grupo de defensa de las mujeres Bangladesh Mahila Parishad, sólo el 3% de los casos de violación dan lugar a condenas.

Facebook Commentarios
Seguro te interesa  Papa critica la "voracidad consumista" de la humanidad