El Papa destacó la necesidad de transmitir la fe a los más jóvenes con su propia “vida de fe”, de padres y padrinos, con el “amor de los cónyuges y la paz de la casa”.

Papa Francisco

El Papa Francisco dijo este domingo que es perfectamente normal que las parejas discutan, pero les aconsejó que no lo hicieran frente a sus hijos para no causarles angustia.

El consejo a los padres surgió en la Capilla Sixtina durante el bautismo de 27 niños, la mayoría hijos de funcionarios del Vaticano.

En su homilía, el Papa destacó la necesidad de transmitir la fe a los más jóvenes con su propia “vida de fe”, de padres y padrinos, con el “amor de los cónyuges y la paz de la casa”.

“Nunca discutan delante de los niños”, dijo Francisco, considerando que es normal que haya momentos de discusión e incluso sería extraño que no existieran.

Sin embargo, Francisco aconseja a los padres que tengan esos momentos de discusión lejos de los niños, para que no escuchen ni vean, para no causarles angustia.

Papa Francisco

Sobre la transmisión de la fe, el Papa considera que ésta comienza en casa, en la familia, con palabras, con el ejemplo y con gestos simples.

“Alguien podría decirme: sí, sí, deben estudiar. Por supuesto, cuando vayan a la catequesis, estudiarán bien la fe, aprenderán el catecismo, pero antes del estudio, la fe debe ser transmitida y esta es una misión que reciben”, dijo el Papa a los padres y padrinos presentes en el Vaticano.

Según la agencia Ecclesia, esta fue la sexta vez en el actual pontificado que Francisco presidió la Misa en la Capilla Sixtina en la fiesta del ‘Bautismo del Señor’, con la que concluye el tiempo litúrgico de la Navidad en el calendario católico.

A semejanza de lo ocurrido en ocasiones anteriores, el Papa tuvo una palabra especial para las Madres, para que se sintieran cómodas si necesitaran amamantar a sus hijos, “en un entorno extraño” para ellos.

“Pónganse cómodos, no los tapen demasiado, y lloren porque tienen hambre, amamantenlos, sin problema”, dijo.

Facebook Commentarios