El australiano George Pell, y el chileno Javier Errázuriz, ambos acusados de encubrir abusos sexuales en sus países, ya no forman parte del grupo de los consejeros más cercanos del Papa Francisco.

Papa Francisco

El Papa Francisco retiró del consejo de cardenales, conocido como C9 (el núcleo duro de los consejeros más cercanos del líder de la Iglesia Católica) tres cardenales, incluido el australiano George Pell, y el chileno Javier Errázuriz, ambos involucrados en escándalos de encubrimiento de abusos sexuales en sus países de origen.

La información fue entregada este miércoles por el portavoz del Vaticano, Greg Burke, en una conferencia de prensa después de la reunión de ese consejo, que se prolongó durante los últimos tres días. En este encuentro ya no estuvieron presentes los tres cardenales ahora alejados.

“De acuerdo con la solicitud expresado por los cardenales en el final del 26.ª reunión del Consejo de los Cardenales relativo a una reflexión sobre el trabajo, la estructura y la composición del propio Consejo, y también teniendo en cuenta la avanzada edad de algunos de sus miembros, el Santo Padre Francisco escribió a su eminencia el cardenal George Pell, su eminencia el cardenal Javier Errázuriz y su eminencia el cardenal Laurent Monsengwo Pasinya, a darle las gracias por el trabajo que han hecho en estos cinco años. Dada la fase en que se encuentra el trabajo del Consejo, no está prevista la designación de nuevos miembros en este momento”, explicó Greg Burke.

Recordemos que George Pell, el ministro de Economía del Vaticano, se encuentra fuera de sus funciones desde el año pasado y regresó a Australia, de donde es natural, para responder en el tribunal sobre las acusaciones de agresión sexual y de encubrimiento de abuso sexual de menores cometidos por miembros del clero de su diócesis.

Ya el cardenal Javier Errázuriz, antiguo arzobispo de Santiago de Chile, ha sido acusado de devaluar las denuncias de abusos sexuales y de no haber investigado casos presuntamente ocurridos en su diócesis — acusaciones que han ganado fuerza en un momento en que las investigaciones de los abusos sexuales por parte de sacerdotes católicos en Chile ya se llevaron todos los obispos chilenos a que pongan sus asientos a disposición del Papa. Siete ya fueron despedidos.

El cardenal Laurent Monsengwo Pasinya, arzobispo emérito de Kinshasa, república democrática del Congo, no estuvo involucrado en ningún caso relacionado con abusos sexuales y a su salida del núcleo duro del Papa estará exclusivamente relacionada con la edad, una vez que el cardenal ya tiene 79 años.

Sin el nombramiento de nuevos miembros, el Consejo de los Cardenales pasa ahora a ser constituido sólo por seis elementos. La composición del C9, que hasta ahora tenía por lo menos dos cardenales involucrados en escándalos relacionados con abusos sexuales y que fueron directamente elegidos por el Papa Francisco para sus consejeros, ha sido uno de los principales argumentos de los opositores al líder de la Iglesia Católica.

Facebook Commentarios