Papa envía mensaje en vídeo a Verona: sean personas libres!

0
7

El Papa Francisco envió un mensaje en video a los participantes del Festival de la Doctrina Social que comenzó el jueves (22), en Verona, en Italia. Siguiendo el tema del encuentro, sobre “el riesgo de la libertad”, el Pontífice invitó a la reflexión de ese camino seguido por los hombres, las mujeres, la sociedad y la civilización, un recorrido muchas veces desviado por “guerras, injusticias y violaciones de los derechos humanos”.

El deseo de libertad, “que es el gran regalo de Dios a la Creación”, no puede perder su sentido más amplio, dijo el Papa: “todos juntos debemos esforzarnos para eliminar lo que priva a los hombres y las mujeres del tesoro de la libertad“, reencontrando el “sabor” que sabes de “proteger a la ‘Casa Común’ que Dios nos ha dado”.

Papa Francisco: “Cuando se corre el riesgo de perder la libertad”

El Papa Francisco, entonces, citó tres situaciones en las que no se puede correr el riesgo de perder la libertad: la indigencia, el dominio de la tecnología y la reducción del hombre al consumidor.

Partiendo de la primera, la indigencia, el Pontífice advirtió, una vez más, la cultura del descarte vivida por quien sufre las “grandes males” del mundo. No es sólo un fenómeno de la explotación y la opresión, dijo el Papa, sino de personas “excluidas” y rechazadas, como “restos” de la comida: “si un hombre o una mujer son reducidas a ‘resto’, no sólo sienten los malos frutos de la libertad“, como lo han robado la posibilidad de arriesgar la propia libertad para sí mismos, a la familia y por una vida digna.

Ya que el desarrollo tecnológico, según Francisco, es otra situación que influye negativamente para tener la experiencia de la libertad. Cuando no está acompañado de “responsabilidad, valores y conciencia”, añadió el Papa, al recordar las palabras de Pablo VI de la década de los 70, “la absolución de la técnica puede volverse contra el hombre”.

La tercera situación negativa, indicó Francisco, “es representada por la reducción del hombre a mero consumidor”. En ese sentido, la libertad de consumir es una “ilusión” o no se considera la libertad, porque la gran mayoría no tiene el poder económico: “es una esclavitud, la experiencia cotidiana está marcada por la resignación, desconfianza, miedo y bloqueo”.

Ser libre es el desafío permanente

Aunque puedan existir estas diferencias, todos tenemos el deseo de correr riesgos para tener la misma libertad, dijo el Papa, incluso aquellos que viven situaciones de esclavitud y explotación. Y el Festival de Verona, añadió, trae testimonios que ayudan a ilustrar quién ganó esa realidad, con “fuerza y esperanza”, en historias en que se puede decir: “sí, es posible ‘el riesgo de la libertad’!”.

La verdadera respuesta a las diferentes formas de esclavitud, dijo Francisco, viene de quien tiene un estilo de vida solidario y abierto, “porque se mueven como personas libres”. Ser libre, dijo el Papa, “es un desafío permanente”, le da valor, nos hace soñar, crea esperanza y contiene “una fuerza más fuerte que cualquier esclavitud. El mundo necesita de personas libres!”.

Sean personas libres

Este fue el deseo final del Papa Francisco a los participantes y voluntarios del Festival de Verona, que termina el domingo (25): que sean personas libres y que no tengan miedo de ensuciarse las manos para hacer el bien y ayudar a quien lo necesita.

Facebook Commentarios