El papa Francisco animó hoy a los misioneros católicos a llevar la fe cristiana a” todos ” en el mundo, sin excluir a nadie, y a utilizar como ejemplo sus propias vidas.

Papa

“Vaya con amor a todos, porque su vida es una misión preciosa: no es una carga que cargar, sino un regalo que ofrecer. ¡Valor, sin miedo, vamos a conocer a todos!”, dijo el pontífice en la misa por el Día Mundial de las misiones, en la Basílica de San Pedro.

El papa también habló de la montaña a la que Jesús fue a orar, explicando que significa que el cristiano es llamado a acercarse a Dios “en silencio, en oración, alejándose de los rumores que contaminan” y subrayó que “desde lo alto, los otros son vistos como un todo y se descubre” que la belleza sólo ocurre en ese mismo todo.

“La montaña recuerda que los hermanos y hermanas no son seleccionados, pero se abrazan con los ojos y, sobre todo, con la vida”, añadió, apelando a los misioneros para que rechacen”una vida vulgar y luchen contra la fuerza de la gravedad del egoísmo”.

Y concluyó: “¡para anunciar, hay que renunciar!”.

Desde el 1 de octubre, por decisión del Papa, la Iglesia Católica vive un mes misionero extraordinario, con el objetivo de promover comunidades más abiertas y dispuestas a anunciar su fe y “superar la tentación frecuente que se esconde detrás de cada introversión eclesial, (…) de cualquier forma de pesimismo pastoral”, según la página web de la agencia Ecclesia.

Facebook Commentarios
Seguro te interesa  Donald Trump rechaza órdenes del Congreso y exige el fin de "impeachment ridículo”