La noticia de que el príncipe Carlos estaba infectado con el nuevo coronavirus provocó el caos en la casa real y Harry fue llamado de vuelta al Reino Unido. A quien no le gustó fue Meghan, quien ya amenazó con divorcio.

príncipe Harry

Con el Príncipe Carlos en cuarentena después de haber probado positivo para el nuevo coronavirus y la reina Isabel II en riesgo, con algunos de sus empleados infectados, Harry fue llamado de vuelta al Reino Unido para cumplir con su deber junto a su hermano, William.

Según la National Enquirer, Carlos le pidió al hijo menor que pusiera al país “por delante de sus proyectos y de los caprichos de la mujer”.

Según una fuente cercana a la Casa Real Británica, la decisión fue tomada por el primogénito de Isabel II, ante el período crítico que atraviesa el país y el caos en que se encuentra la realeza británica, con el temor de que la reina, casi de 94 años, pueda ser infectada con Covid-19.

Meghan da ultimátum

Actualmente en los Estados Unidos, Harry está dividido entre su deber con la familia real y sus obligaciones con su esposa y su hijo Archie de 11 meses. De acuerdo con la publicación, cuando el duque de Sussex informó a Meghan de su decisión de regresar a Inglaterra, ella estaba al borde de un ataque de nervios.

“Ella se negó a acompañarlo y amenazó con divorciarse si seguía adelante con esta decisión”, siguió la misma fuente, que dice haber escuchado las conversaciones telefónicas y videollamadas intercambiadas entre Carlos y su hijo menor. “Harry se siente entre la espada y la pared”, añade.

Seguro te interesa  Brad Pitt le ofrece un regalo millonario a la ex Jennifer Aniston

Aunque no quería decepcionar a Meghan, después de todo lo que han hecho para alejarse de la Casa Real, Harry no puede ocultar su preocupación por la familia y el discurso de su abuela, Isabel II, lo hizo aún más saludable. Sin embargo, si regresa, Meghan teme que sea un gran paso atrás en su lucha por la independencia.

Facebook Commentarios