La ética luminosa de la izquierda caviar, el “coraje” de reconocer el error de recibir fondos para la campaña; pero de no mentir. La figura de reserva moral de “la chalina verde”, los fingidos buenos modales de la santa que se inmoló por salvar Lima, se fueron a la cloaca.

La política estructurada para delinquir, precisa y curtida- sistemática- en nuevos conceptos izquierdosos, no ruborizan a quienes sabían de la coima de $ 10 palos verdes, al contrario se hacen los suecos.

Susana VillaránToda la patraña de la imagen de la ” Tía Bacan” que publicitaron se fue al carajo, al descubrir la doble moral de Susana Villaran y compañía, la gran “telaraña verde” de contratos, licitaciones manejados bajo la mesa y de manera oscura.

Hoy comienzan a salir a la luz, confirmando lo que se decía, que en las adjudicaciones de contratos de proyectos existió direccionamiento, que respondían a pagos de las coimas. Siempre lo dije, esto no es novedad en el aparato del Estado. Las licitaciones son tómbolas. Tanto, que si se audita todas la licitaciones del 100% el 90% estan direccionadas porque rompen las manos, así de simple.

Esto dará pie para investigar las licitaciones en todos los organismos del Estado, donde se manejan grandes recursos en proyectos y compras, con recursos de todos los peruanos, pero se la levantan sin asco. Susana Villaran, sólo es una cereza en la torta de la izquierda caviar de insulsas posturas moralistas, ahora el pueblo ya saben que son tan inmorales como a los que ellos critican.

Facebook Commentarios
Jaime Uribe Rocha Periodista y columnista en medios escritos, experto en marketing político