Opinar no es un delito! ¿Alguna vez entenderemos que la muerte de “la concentración de medios” se hace necesaria para garantizar la supervivencia de la democracia y la Libertad de Prensa?

opinar

Los periodistas estamos es una incertidumbre legal negativo (siempre con la espada de Damocles), sin saber cuál es el límite de un columnista (a pesar de la libertad de expresión de la que goza) si comete delito de opinión al calificar un programa político o noticiero, de PROGRAMA BASURA?

¿Es que acaso la conductora de Cuarto Poder, Sol Carreño no es una figura pública o América Televisión se siente intocable? ¿Acaso no hay una especie de sentido común que prevalece en la mayoría de televidentes y es que TODOS los PROGRAMAS DE TELEVISIÓN están sujetos a todo tipo de opiniones? ¿Qué son ferozmente calificados por la audiencia y por algunos medios, que ese es el estándar en el debate público?

Si hay algo que discutir en el gremio y sin perder el tiempo, es que debe haber un debate sobre la modernización de nuestra legislación penal, a fin de proteger el bien mayor: para que la información y la opinión puedan fluir sin amenazas, teniendo en cuenta que la libertad de expresión y sus garantías no protegen solo al periodismo, sino a toda la ciudadanía.

Hoy la tendencia en el mundo es quitarle el castigo penal a las acciones o dichos que tengan que ver con el interés público y el debate político.

Facebook Commentarios
Jaime Uribe Rocha Periodista y columnista en medios escritos, experto en marketing político