Un Plan de Acción Global para el Ejercicio Físico fue lanzado, en Lisboa, por la Organización Mundial de la Salud (OMS), una iniciativa que pretende promover el ejercicio físico por personas de todas las edades y en todos los países.

El lanzamiento fue hecho por el director general de la OMS, Tedros Ghebreyesus, en una ceremonia que contó con la participación del primer ministro de Portugal, António Costa.El nuevo plan fue aprobado por la Asamblea Mundial de la Salud el 24 de Mayo, en Ginebra, Suiza. En un documento, la OMS informa que la iniciativa “ofrece a los países una lista de acciones prioritarias para resolver diversos factores culturales, ambientales e individuales que influyen en el sedentarismo”.


Estas acciones están ligadas a los cuatro grandes objetivos, que se centran en la creación de sociedades y entornos activos. El principal objetivo del plan es reducir la tasa de falta de actividad física entre los adolescentes y los adultos en un 15 por ciento hasta el año 2030. De acuerdo con la OMS, uno de cada cinco adultos y cuatro de cada cinco adolescentes que no se ejercitan de forma suficiente.

La agencia especializada de la ONU afirma que “los costos financieros son enormes”. En el mundo, la inactividad física, cuesta alrededor de 54 mil millones de dólares en gastos directos con el cuidado de la salud. De este valor, el 57 por ciento es pagado por el sector público. Otros 14 mil millones de dólares se deben a la pérdida de productividad.
La actividad física regular es clave para prevenir y tratar las enfermedades del corazón, accidentes vasculares encefálicos, la diabetes y el cáncer de mama y de colon. Estos tipos de enfermedades crónicas son responsables por el 71 por ciento de todas las muertes anuales, incluyendo la muerte de 15 millones de personas con menos de 70 años.
El ministro español de la Salud, Adalberto Campos Fernández, que explicó a Radio ONU, la urgencia de la iniciativa, afirmó que “la falta de ejercicio físico contribuye para que las enfermedades crónicas, como la diabetes y la obesidad, son un flagelo en los países más desarrollados con un impacto muy negativo sobre la calidad de vida”.

El ministro Adalberto Campos Fernandes dijo ser preciso implicar a los ciudadanos en una cultura individual de la salud y en donde el ejercicio físico es fundamental para que esta calidad de vida se asocia también a lo que ha sido la ganancia en años de vida y longevidad.
“El urbanismo de las ciudades tiene que ser un urbanismo pensado en función de la salud. Es por eso que la OMS hace muchos años que defiende, y nosotros también, que la salud debe estar presente en todas las políticas”, declaró el ministro de Salud de España.

Facebook Commentarios

4 Comentarios

Comments are closed.