En el Día Mundial del cáncer de páncreas, Lifestyle al Minuto le recuerda la importancia de contrarrestar las causas de este tumor y de estar atento a las señales de alarma.

cáncer de páncreas

Arede de hospitales CUF advierte que es la tercera neoplasia maligna más frecuente del tubo digestivo en Portugal y la segunda en el mundo occidental, después del cáncer de colon, y la quinta causa más frecuente de muerte por cáncer.

La prevalencia se ha estabilizado en las últimas décadas. La mayoría de los casos tienen lugar entre 35 y 70 años, con una incidencia máxima en el grupo de edad entre 55 y 74 años. Los hombres y las mujeres también se ven afectados por la enfermedad.

El cáncer de páncreas aparece con la formación de células malignas en este órgano, que normalmente sólo revelan su presencia cuando la enfermedad ya está bastante desarrollada.

El Servicio Nacional de salud (SNS) explica las causas, los síntomas, el diagnóstico y el tratamiento del cáncer de páncreas.:

Causas

Los avances en la lucha contra la enfermedad parecen lentos, por lo que es importante saber cuáles son los factores de riesgo:

Fumar: el tabaco está directamente relacionado con la aparición de cáncer de páncreas. El riesgo de contraer la enfermedad aumenta considerablemente con el número de cigarrillos ahumados y disminuye significativamente entre 10 y 15 años después de dejar de fumar.

Alcohol: el consumo excesivo y prolongado de alcohol contribuye a la liberación precoz de enzimas digestivas, lo que aumenta la permeabilidad de los pequeños canales. Esta permeabilidad permitirá la fuga de jugos digestivos al tejido normal, lo que puede dar lugar a la aparición de cáncer de páncreas.

Seguro te interesa  Las principales amenazas para la salud en 2019, según la OMS

Alimentación: una alimentación basada principalmente en grasas y carne aumenta significativamente el riesgo de contraer la enfermedad. Por otra parte, la ingestión de frutas y hortalizas sirve de protección.

Profesiones de riesgo: trabajadores en las industrias del petróleo, los metales, el gas natural y las industrias químicas.

Otros factores de riesgo: sedentarismo, gastrectomía parcial, diabetes, pancreatitis hereditaria, dermatomiositis (enfermedad autoinmune de la piel y los músculos).

Síntomas

El cáncer de páncreas es una enfermedad silenciosa y el diagnóstico se hace con frecuencia demasiado tarde, ya que los síntomas tardan en aparecer. Pero hay señales a las que hay que estar atento:

– Piel y ojos amarillentos;

– Dolor abdominal fuerte o ligero que pasa a la espalda y se mantiene a lo largo del tiempo (estos síntomas suelen aparecer en una fase más avanzada de la);

– Aumento de los niveles de glucosa en sangre, que puede provocar diabetes;

– Pérdida de apetito y problemas digestivos permanentes;

– Náuseas y vómitos;

– Picor en la piel;

– Pérdida de peso significativa;

– Orina oscura y heces blanquecinas o con grasa.

Diagnóstico

Dado que los síntomas tardan en aparecer, el diagnóstico se hace en una fase avanzada y tardía de la enfermedad (en el 60% de los casos).

Hay análisis de sangre que pueden confirmar la presencia de la enfermedad, sin embargo, para la confirmación del diagnóstico es necesario realizar un análisis de sangre.:

– Tomografía Computarizada Axial;

– Resonancia Magnética;

– Ecografía;

– Endoscopia.

Tratamiento

El único tratamiento que cura eficazmente el cáncer es la cirugía radical, en la que se extirpa el páncreas. Este enfoque es el más indicado, especialmente cuando se detecta el cáncer en una fase temprana.

Seguro te interesa  Ocho señales silenciosas de ataque al corazón. Consulte a un médico

Cuando no es posible realizar la cirugía, el objetivo es prolongar la supervivencia con la mejor calidad de vida posible, mediante quimioterapia y radioterapia, por sí misma o de forma combinada.

 

Facebook Commentarios