Un estudio realizado por el laboratorio de Investigación Médica de Urología (LIM 55) de la Facultad de Medicina (FM) de la USP, en colaboración con el Instituto de Ciencias Biomédicas (ICB) de la USP, ha podido identificar pacientes con cáncer de próstata a partir del examen de muestras de orina.

cáncer de próstata

Además de permitir el diagnóstico de forma no invasiva, la técnica también hizo posible el análisis de la agresividad del tumor, fundamental para determinar el mejor tratamiento.

Ahora, el siguiente paso es la validación de los descubrimientos. Los investigadores buscan financiación para un nuevo proyecto de investigación que tendrá como objetivo comprobar si los resultados encontrados se repiten en una población diferente de la estudiada hasta entonces.

Si se validan, los descubrimientos pueden contribuir a una opción de examen más práctica y barata. Aunque ya existen pruebas similares comercialmente disponibles, son más complejas y están protegidas por patentes, lo que da lugar a un alto coste y a una baja disponibilidad.

“Por lo tanto, es muy deseable que podamos poner a disposición este examen, validar y tal vez poner a disposición en la práctica”, afirma la profesora Katia Leite, profesora de la FMUSP y jefa del LIM 55.

Actualmente, los dos modos principales de analizar la sospecha de cáncer son el tacto rectal, que busca identificar una zona de endurecimiento de la próstata relacionada con la presencia de la enfermedad, y el examen de los niveles de Antígeno Prostático específico (PSA) en la sangre. Aunque menos invasivo, este último no elimina la necesidad de la biopsia, explica la profesora.

“El PSA es un marcador interesante, porque es específico de la próstata. Pero no es específico del cáncer de próstata, ya que también puede aumentar en la hiperplasia prostática benigna y en la prostatitis, por ejemplo”, dice la profesora, que también es coautora del estudio.

Seguro te interesa  Tres consejos simples para deshacerse de una vez de la grasa en los brazos

“Lo que necesitamos es mejores indicadores para hacer una biopsia de forma segura y en un número menor de pacientes.”

Marcadores genéticos

El estudio comenzó en 2014, con un proyecto de LIM 55 destinado a identificar marcadores genéticos para pronóstico y diagnóstico del cáncer de próstata. La investigación se hizo con hombres que ya tenían sospechas de cáncer y, por lo tanto, tenían indicaciones de biopsia para diagnóstico definitivo.

De estos pacientes se recolectó un fragmento de la biopsia para un estudio molecular, y también una muestra de orina, de la que fue posible secuenciar una serie de genes.

Fue entonces cuando el profesor Giuseppe Palmisano del ICB se unió a la investigación. Propuso que a partir de la orina recolectada se caracterizara un perfil de proteína por medio de la espectrometría de masas (técnica que mide la masa y la estructura química de las moléculas).

Como se indicó en el estudio, la orina puede contener elementos que reflejen los procesos bioquímicos relacionados con el desarrollo de un tumor.

El estudio se realizó con 12 pacientes, de los cuales seis eran pacientes con enfermedad y otros con hiperplasia benigna. Los resultados indican que un panel de 56 glicoproteínas (tipo de proteína unido a un carbohidrato) en muestras de orina alcanzó una precisión del 100% en el diagnóstico del cáncer de próstata.

Facebook Commentarios