Un estudio publicado la semana pasada por el American College of Cardiology, asociación médica dedicada a la investigación de enfermedades cardiovasculares en los Estados Unidos, afirmó que el desayuno no sólo es bueno para la salud, sino que también puede salvar vidas.

desayunar

Según la investigación no ingerir la primera comida del día, se asoció con un mayor riesgo de muerte por enfermedades cardiovasculares.

El estudio fue realizado por un equipo de médicos e investigadores de diferentes universidades de los Estados Unidos. Los expertos analizaron una muestra de 6.550 adultos de entre 40 y 75 años que participaron en una investigación nacional sobre salud y nutrición entre 1988 y 1994. Los participantes reportaron la frecuencia con la que tomaban el desayuno.

En general, el 5% de los participantes dijeron que nunca comían, alrededor del 11% afirmaron que rara vez comían por la mañana y el 25% afirmaron que tomaban el café de vez en cuando.

Los científicos analizaron los registros de muertes de estas personas hasta 2011 – 2.318 participantes en el estudio habían muerto-e intentaron identificar asociaciones entre el consumo del desayuno y la mortalidad.

Después de evaluar otros factores de riesgo, como el cigarrillo o la obesidad, los investigadores descubrieron que el 87% de los que no comían por la mañana tenían más probabilidades de morir víctimas de algún tipo de enfermedad cardiovascular.

Wei Bao, profesor asistente de epidemiología de la Universidad de Iowa y uno de los autores de la investigación, afirmó en declaraciones a la BBC: “Muchos estudios han demostrado que saltarse el desayuno está relacionado con un alto riesgo de desarrollo de enfermedades como diabetes, hipertensión o colesterol alto”, dice el Bao. “Nuestro estudio indica que comer esta comida puede ser una forma sencilla de promover la salud cardiovascular”, completa el profesor.

Bao y sus colegas también escribieron en el artículo sobre la investigación que las asociaciones entre el consumo del desayuno y el riesgo de enfermedad cardiaca “eran significativas e independientes del nivel socioeconómico, del índice de masa corporal y de los factores de riesgo cardiovascular”.

Los problemas cardiovasculares – especialmente infartos del corazón y accidente vascular cerebral (AVC) – son la principal causa de muerte en el mundo, habiendo sido responsables de un total de 15,2 millones de muertes en el 2016, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Facebook Commentarios