Es común cortar el área podrida de una fruta o de un vegetal y comerse el resto, pero la Organización Mundial de la Salud llama la atención sobre el peligro de los mohos y micotoxinas.

fruta podrida

En el intento de evitar el despilfarro de alimentos, muchas personas deciden retirar la parte podrida de los alimentos y consumir el resto. Sin embargo, la Organización Mundial de la Salud (OMS) advierte que algunos alimentos que parecen parcialmente podridos están podridos.

Por lo tanto, el consejo es que se deshaga en su totalidad de piezas de fruta o de algunos alimentos cuando éstos están visiblemente podridos.

El peligro proviene de micotoxinas y hongos que penetran en los alimentos. Cuando una manzana, por ejemplo, parece tener una mancha de podredumbre, no será seguro cortar la parte visiblemente afectada y comer el resto porque las micotoxinas ya se habrán esparcido por el resto de la fruta. Lo mismo ocurre con los mohos visibles en la fruta.

No obstante, esta norma sólo se aplica a los frutos húmedos y de texturas suaves, en los que las micotoxinas penetran más fácilmente, como la carne cruda o cocida, la mayoría de las frutas, el yogur, la nata, el pan o las frutas y vegetales blandos.

Facebook Commentarios
Seguro te interesa  ¿Siempre se siente cansado? Puede presentar síndrome de fatiga crónica