La gente nunca sabe lo que va a encontrar por la vida, y a veces esta máxima prueba se muestra verdadera de maneras sorprendentes. Imagínate a ti mismo en el lugar de la niña cuya historia vamos a contar ahora. Comencemos por el nombre de la chica, que ya es increible como una: la Saga. Eso mismo, ella se llama Saga.

Hace algunos días Saga estaba disfrutando de un día en familia con su padre Andy en el lago Vidöstern, que sólo por la diéresis la gente sabe que está en algún lugar tipo de Suecia. Porque es, los dos estaban allí cuando Saga decidió tomar un baño en el lago, y sintió que pisó alguna cosa extraña.

Curioso como cada día debe ser, la niña se agachó para ver qué era y sacó del agua un objeto que tenía una alía, una funda y una lámina grande y ya oxidada. Pensando que había encontrado una espada Vikinga, Saga y su padre fueron a un museo de historia y acabaron recibiendo la noticia de que el objeto era más viejo de lo que ellos imaginaban.

¿La Reina?

De acuerdo con el experto Mikael Nordström, del museo del condado de Jönköping, la espada encontrada por Saga tiene más de 1500 años.

Aunque la historia toda sea increíble y que nos pareciera justo que Saga se convierta en reina de Suecia, debemos recordar que Suecia ya tiene una reina y una próxima sucesora.

En cuanto a la espada encontrada por la pequeña Saga, no se sabe aún cómo ella fue a parar ese río, pero de acuerdo con Nordström, el arma parece ser del 5 o 6, y fue encontrada envuelta en una vaina de cuero y madera, mide 85 cm de longitud y muy robusto, ya que debe haber quedado perdida por más de mil años.

La niña donó su hallazgo al museo, donde los especialistas trabajaron para conservar el objeto, investigar sus orígenes y, finalmente, poner lo hallado a buen resguardo.

 

Facebook Commentarios