Todo gracias a la sonda Parker que entró por primera vez en la atmósfera de la estrella.

NASA podría estar a punto de descubrir algunos de los misterios del Sol gracias a la exitosa aproximación de la sonda Parker al Sol.

Como cuenta el País, la sonda entró en la atmósfera de la estrella y fue capaz de recoger algunos datos importantes.

Nasa

 

“Hemos visto que el viento solar avanza formando olas enormes que, en cuestión de minutos, duplican su velocidad hasta alcanzar los 150 kilómetros por segundo”, señaló un físico de la Universidad de Michigan y uno de los responsables de la investigación, Justin Kasper, en las primeras conclusiones compartidas en Nature.

La sonda Parker está a casi 25 millones de kilómetros del Sol, una distancia considerable, pero aún así representó un gran desafío para los ingenieros de la NASA debido a las altas temperatuas.

Para hacer frente a esta adversidad, la sonda Parker está equipada con un escudo de carbono capaz de resistir temperaturas de 1.400 grados.

Facebook Commentarios
Seguro te interesa  Las estrellas están "lanzando" cometas a la Tierra