La Agencia espacial de los Estados Unidos ha comprobado que las fibras de setas poseen capacidades únicas que pueden explotarse para crear estructuras robustas.

hongos

Más que el viaje a Marte, la NASA está preocupada por encontrar soluciones para la formación y supervivencia de una colonia en el Planeta Rojo.

Para eso la división de conceptos innovadores avanzados de la NASA está investigando la viabilidad de usar hongos para construir estructuras habitables.

La NASA ha observado que ciertas partes de champiñones presentan particularidades únicas que las hacen adecuadas para formar estructuras, mostrando una mayor robustez de lo que cabría esperar.

“Estas pequeñas fibras construyen estructuras complejas con extrema precisión, extendiéndose a estructuras más grandes como setas”, puede leerse en el comunicado de la NASA.

“Cuando creamos un espacio tenemos libertad para experimentar con nuevas ideas y materiales con mucha más libertad de la que tendríamos en la Tierra.

Y después de que estos prototipos se crearon en otros mundos, podemos traerlos a los nuestros”, dijo una de las investigadoras responsables, Lynn Rothschild.

Abajo puede ver un video explicativo de la NASA.

Facebook Commentarios
Seguro te interesa  Instagram mostrará a los usuarios, alguno de sus amigos en línea