La NASA aprovechó la entrada en 2019 para un logro inédito en su historia, captando una imagen del objeto espacial más distante jamás visto (más abajo). Se Trata del último Thule, un vestigio congelado que puede ver en la imagen de arriba.

Nasa

Sí, la imagen no es la más definida, pero sin embargo, es buena para la exitosa aproximación de la sonda New Horizons. Más importante aún, la NASA espera que la sonda envíe los datos reunidos con esta aproximación, lo que llevará unos 20 meses.

El interés de la NASA con el último Thule se justifica por el hecho de que este vestigio helado retenga en su interior información que ayude a entender el espacio en una fase pre-Sistema Solar.

Facebook Commentarios