Allá por los años 80 trabaje con diez empresarios hindú, y siempre me recalcaron que la fuerza esta en el cerebro. Y siempre en mi vida a prevalecido eso: soy una persona sana(gracias a Dios)no he sufrido ningún tipo de enfermedad hasta ahora, no tengo vicios.

ñaño

Pero cual es el asunto, le decía a un amigo “preocupado por el pajarraco” que lo esta traicionando, que todo esta en la mente. Que piense SI SE PUEDE y podrá. Nosotros los hombres sabemos que la penetración es la conducta sexual masculina por excelencia.

Un hombre puede disfrutar de diferentes estímulos y entregarse al juego erótico, pero el objetivo del encuentro será la penetración. Si un hombre piensa que ya no responde a su pareja de jodió. Adiós a esta etapa deliciosa “marcada por el fuego” sexual…

El tema es de virilidad y confianza personal, no se trata que uno sea “eléctrico” o el “lechero amoroso”, acá lo que se trata es lo que la penetración representa en el hombre; la potencia, la fuerza y la actividad viril. Cuando no “furuncia” por falta o disminución de la pérdida de la erección, claro que golpea en el corazón mismo de la subjetividad masculina.

El hombre que penetra se siente seguro de sí mismo (con el ego por las nubes), así sea una gotita quedara satisfecho. No se alarme, tiene un cerebro para pensar, una larga lengua y diez dedos de furia haga funcionar sus neuronas sabe que las necesita y le devuelva el aliento. Por eso le decía a mi amigo que no trate de buscar una justificación con cualquier aventura para levantar el libido….

Todo esta en el cerebro….

Facebook Commentarios
Jaime Uribe Rocha Periodista y columnista en medios escritos, experto en marketing político