La mujer que dice haber sido llevada al Reino Unido a los 17 años para tener sexo con el príncipe André, Virgina Giuffre, ha pedido hoy a los británicos que se pongan de su lado y no compacten con lo que le pasó.

príncipe André

Durante una entrevista con la cadena de televisión BBC, Virgina Giuffre dijo que el millonario Jeffrey Epstein – que fue condenado por abuso sexual y fue encontrado muerto en su celda el 10 de agosto – la traficó en 2001, ofreciéndosela al príncipe André, con quien tuvo relaciones sexuales tres veces.

En su versión, Giuffre contó que fue llevada por Ghislaine Maxwell, compañera de Epstein, a un club en Londres, donde el Hijo de la reina Isabel II le pidió que bailara con él.

“Esta no es una sórdida historia de sexo. Esta es una historia de tráfico, una historia de abuso y es una historia de su realeza. Nadie puede ponerse de su lado”, acusó a Giuffre en su primera entrevista televisiva en el Reino Unido.

En otra reciente entrevista, André, de 59 años, negó categóricamente haber tenido sexo con Giuffre y se disculpó por su relación con Jeffrey Epstein, sin escapar a un escándalo que ya le valió el abandono de sus deberes reales “por un tiempo”.

El hecho de que no mostrara preocupación por las víctimas de abuso sexual del millonario estadounidense durante la entrevista llevó a algunas organizaciones con las que colaboraba a cortar relaciones con el príncipe.

Seguro te interesa  Ya se conoce el nombre del bebé real

André dijo que no recuerda haber estado con Virginia Giuffre y siempre rechazó la posibilidad de algún tipo de relación sexual con la joven que, en ese momento, era menor de edad.

Sin embargo, Giuffre aseguró hoy que tuvo relaciones sexuales con André tres veces, la primera de las cuales tuvo lugar justo después de su encuentro en el club londinense.

“Fue el peor bailarín que he visto en mi vida. Sudaba tanto que parecía llover por todo el cuerpo. Estaba asqueada, pero sabía que tenía que mantenerlo feliz, porque eso es lo que Jeffrey y Ghislaine esperaban de mí”, informó Giuffre, que anteriormente se llamaba Virginia Roberts.

“Eso me enfermó”, añadió la víctima del tráfico de menores montado por Jeffrey Epstein y Ghislaine Maxwell, según se demostró en la corte.

Epstein fue acusado y condenado por abuso sexual y tráfico de mujeres, varias de ellas menores de edad, y terminó muriendo en la celda de una prisión en Nueva York el 10 de agosto pasado, y el forense consideró su muerte un suicidio.

Sus abogados aún hoy impugnan las decisiones judiciales contra el empresario, pero un juez ya ha dictaminado que, ante la muerte de Epstein, se rechazan todos los demás cargos criminales.

Facebook Commentarios