El ejercicio regular tiene muchos beneficios, incluyendo un mejor sueño. Puede promover la relajación, reducir la ansiedad y normalizar la relajación interna.

entrenamiento nocturno

Pero hace mucho que se cree que entrenar antes de dormir puede dificultar el descanso de una buena noche. Sin embargo, según investigaciones recientes, esto puede no ser necesariamente cierto. Estudios han descubierto que es posible practicar ejercicio antes de dormir, sin comprometer el sueño.

La clave está en el momento exacto del entrenamiento y en el tipo de ejercicio. Según estas investigaciones, hacer ejercicios de intensidad moderada de 60 a 90 minutos antes de dormir no afecta su capacidad de dormir bien.

Por otra parte, la actividad física extenuante poco antes de dormir puede tener un efecto negativo. Eso incluye ejercicios como carrera, HIIT y levantamiento de pesos pesados.

Facebook Commentarios
Seguro te interesa  Covid-19 y ejercicio físico: este error común lo pone en mayor riesgo