A saber, no. Dormir con una planta en la habitación no lo matará.

Como explica con humor el botánico Gilberto Kerbauy, de la Universidad de São Paulo, en Brasil, a la publicación Super interesante: “si lo fuera, no habría un indio vivo en la Selva Amazónica”.

Científicamente hablando, las plantas consumen oxígeno en el proceso de respiración.

Durante el día, la luz solar permite equilibrar este proceso con la fotosíntesis, que absorbe gas carbónico de la atmósfera y libera oxígeno.

plantas en el dormitorio

Por la noche, debido a la falta de sol, las plantas recuperan parte del oxígeno que produjeron.

Pero, como subraya la Super interesante, no tengas miedo porque no faltará aire en tu habitación. Esto se debe a que los niveles absorbidos por un vegetal ni siquiera están cerca, por ejemplo, del aire que respiran un perro o un gato.

Facebook Commentarios
Seguro te interesa  ¿Jabón o gel de baño? Ni uno ni otro