Mis compañeros son primero

0
18

Si algo he aprendido en estos años practicando distintos artes marciales, es que el foco de entrenamiento no soy yo. Las personas que son realmente especiales son mis compañeros de entrenamiento, quienes a pesar de su día a día, son capaces de venir al gimnasio a ayudarme a entrenar, a mejores mis habilidades.
Ellos me regalan una hora de su día, a pesar del cansancio y del ajetreo que demanda mantener un trabajo fuera del gimnasio, ellos me dan su energía, sus ganas, su voluntad y yo, me siento en el deber de agradecerles por su tiempo y esfuerzo.
Y sobre todo me siento en el deber de cuidarlos, al final si ellos se lesionan o empiezan a sentirse mal, la que se quedará sin un compañero de entrenamiento, seré yo.
Todos somos esenciales en un gimnasio, es como una gran máquina que solo funciona si todas sus piezas están en optimas condiciones, mi entrenador, mis compañeros y yo; somos una sola maquina, somos un equipo.

Facebook Commentarios
Seguro te interesa  Walmart dejará de vender cigarrillos electrónicos en los Estados Unidos.
Peleadora profesional de Muaythai, Health coach y amante de los deportes y artes marciales