Microsoft y Sony cogidos de la mano. Aunque podría ser una asociación improbable, eso es exactamente lo que acaba de pasar. Kenichiro Yoshida y Satya Nadella acaban de firmar una colaboración entre sus respectivas empresas que podría dar forma al futuro de los juegos, pasando por la cloud y la streaming.

En otras palabras, las gigantes se unieron para desarrollar el entretenimiento basado en la nube.

Microsoft

Una sorpresa en el mundo de los juegos, con las empresas rivales ahora unidas por una causa común. En efecto, su colaboración ha tenido por objeto desarrollar soluciones en la nube a partir del Azure de Microsoft y permitir el streaming de los juegos y el streaming de los formatos de entretenimiento más variados.

Sony y Microsoft, unidas por el futuro de los juegos

Por lo tanto, con el Azure de Microsoft como base, Sony también utilizará los data centers de Microsoft para sus plataformas de juegos y de streaming de contenidos. Al mismo tiempo, el Acuerdo abre también la posibilidad de crear una plataforma cross-play en la que todo pase por la nube, transversal a las plataformas.

La industria y el mercado de los juegos es un sector cada vez más importante. Por cierto, la reciente asociación entre empresas rivales es una prueba irrefutable de ello. Ambas tecnologías han sido sorprendidas por Stadia de Google y ahora habrán dejado sus disidencias atrás, uniéndose no sólo a esta foto.

Asimismo, esta asociación permitirá a Sony acceder a varias tecnologías de Microsoft. De este modo, la gigante japonesa podrá (finalmente) poner fin a algunas de las quejas de los usuarios, como las velocidades de descarga que dejan algo que desear en la PS4, por ejemplo. Ahora, por otro lado, esto no parece afectar tanto a la Xbox.

El streaming de juegos y la nube

El uso de los centros de datos de Azure y la transición a las soluciones de nube de Microsoft permitirán a Sony concentrarse en los puntos esenciales de su ecosistema de juegos. Los detalles técnicos serán entregados a Microsoft. A partir de ahora, cada cual proseguirá su habitual modelo de negocios.

Al mismo tiempo, Sony también podrá utilizar las soluciones de inteligencia artificial de Microsoft. Los algoritmos de machine learning que podrían aplicarse a los servicios de la gigante japonesa. Para el usuario final, esto dará lugar a servicios más expeditivos basados en sus preferencias.

¿Qué gana Microsoft con todo esto? En primer lugar, acaba de ganar un cliente importante para su ya lucrativo negocio de soluciones de cloud. Además, consigue acceso a los sensores de imagen de Sony, a su vez uno de los sectores más rentables de la gigante japonesa.

Azure, sensores, juegos y Stadia

Es a partir de los sensores de imagen de Sony que Microsoft quiere crear “nuevas soluciones para sensores de imagen inteligentes”, de acuerdo con ella misma. Aquí, aunque no conocemos los detalles exactos de las intenciones de Microsoft, no es difícil adivinar las aplicaciones, especialmente para los juegos.

La gigante estadounidense debe apostar por un nuevo sistema mejorado del actual Kinect. Algo que puede aplicarse en el futuro a las nuevas plataformas de juegos o a las próximas interacciones de Xbox. Por el momento, es sólo una suposición educada. Mientras tanto, Sony también está ultimando su PS5.

Por último, no podemos dejar de observar que esta asociación adquiere un fuerte simbolismo. Vemos fuertes tónicas en el futuro de juegos y plataformas de entretenimiento. Todo esto pasando por la nube, la transmisión de contenidos.

 

Facebook Commentarios