Una enorme bola de fuego explotó en la atmósfera de la Tierra en diciembre, según la NASA. De hecho, la caída de este meteorito en la Tierra ha liberado diez veces más energía que la bomba de Hiroshima. Lo raro es que casi nadie se dio cuenta de esta explosión.

La explosión fue la segunda más grande de este tipo en 30 años, y la más grande desde la explosión en la ciudad de Chelyabinsk en Rusia hace seis años.

meteoro

Explosión con diez veces más energía que la bomba de Hiroshima

La roca espacial explotó con 10 veces la energía liberada por la bomba atómica de Hiroshima. Sin embargo, el evento pasó casi desapercibido porque explotó sobre el Mar de Bering, en la península de Kamchatka, en Rusia.

Esta información no se ha dado a conocer hasta ahora, pero ya ocurrió el pasado mes de diciembre. Según la NASA, la explosión del meteorito, que se convirtió en una bola de fuego, cayó en el mar de Bering. En el extremo norte del Océano Pacífico, pero fue detectada por los satélites militares de los Estados Unidos. La Fuerza Aérea alertó a la Agencia espacial.

¿Qué sabemos de esta explosión?

La información divulgada dice que el cuerpo celeste entró en la atmósfera de la Tierra a mediodía del 18 de diciembre. La velocidad de entrada fue de 32 kilómetros por segundo. Posteriormente, se produjo la explosión que ocurrió a 25,6 kilómetros de la superficie terrestre. Como resultado, se detectó un impacto energético de 173 kilotoneladas, que corresponde a la energía liberada durante la explosión.

Sin embargo, esta vez, la bola de fuego cayó al mar y no causó ningún herido ni pánico, ni siquiera pasó desapercibida.

Para tener una comparación, Kelly Fast, directora del programa de observación de objetos cercanos a la tierra de la NASA, mencionó:

Eso fue el 40% de la liberación de energía de Chelyabinsk, pero fue sobre el Mar de Bering, así que no tuvo el mismo efecto o salió en las noticias.

Esto es otra cosa que tenemos en nuestra defensa, hay mucha agua en el planeta.

La especialista de la NASA dijo que la bola de fuego ocurrió en un área no muy lejana de las rutas utilizadas por los aviones comerciales que vuelan entre América del Norte y Asia. Por lo tanto, los investigadores verificaron con las compañías aéreas para ver si había algún informe de avistamiento del evento.

Facebook Commentarios