Connect with us
Manuel Merino Manuel Merino

Actualidad

Manuel Merino, El presidente del Perú que sólo mantuvo el cargo durante cinco días

Published

on

Manuel Merino, presidente del Congreso peruano que había asumido el pasado martes la presidencia interina del país, tras promover la destitución del popular Martín Vizcarra, renunció este pasado domingo. La decisión fue tomada después de la represión de las protestas pro-democracia contra el nuevo jefe de Estado que resultaron en dos muertos y un centenar de heridos.

Manuel Merino

Después de una llegada al poder que sorprendió a los peruanos y agitó los mercados, Merino, de centro derecha, sintió la presión de cinco días de protestas protagonizadas por miles de personas en el país, principalmente jóvenes.

“Quiero hacer público para todo país que presento mi renuncia”, declaró Merino en un mensaje al país transmitido por la televisión, lo que desencadenó una celebración inmediata en las calles de Lima, un día después de la violenta represión a manifestaciones, con saldo de dos muertos y más de 100 heridos.

El elegido será el tercer presidente en menos de una semana, en un país duramente golpeado por la pandemia de covid-19 y la recesión económica, que se sumergió en una crisis política cuando el Parlamento eliminó al presidente Popular Martín Vizcarra en un juicio relámpago el lunes.

La represión policial, que alcanzó niveles desproporcionados contra manifestantes pacíficos, marcó a hierro y fuego la breve y polémica gestión de Merino.

Las manifestaciones del sábado dejaron dos muertos y 94 heridos, según autoridades del Ministerio de salud. Sin embargo, la Coordinadora Nacional de Derechos Humanos afirmó que en total fueron 112 heridos, añadiendo que también hay 41 manifestantes “desaparecidos” después de las protestas en Lima y otras ciudades del país.

La represión de estas protestas costó el poco apoyo político que tenía Merino. Diez de los 18 ministros del gabinete de Merino renunciaron el sábado y el presidente del Congreso, Luis Valdez, exigió su “renuncia inmediata”, sumándose a la petición de los miles de manifestantes desde el martes. Valdez había apoyado Merino en el juicio relámpago contra Vizcarra y colocado la pista presidencial en el nuevo jefe de Estado el martes pasado.

“El Congreso debe pedir disculpas al país por una decisión tan irresponsable (de destituir Vizcarra)”, afirmó la parlamentaria de izquierda Mirtha Vásquez, del Frente Amplio, uno de los 19 parlamentarios que votaron en contra de la salida de Vizcarra, que fue blanco de destitución.

Los muertos en las manifestaciones del sábado fueron identificados como Jack Bryan Pintado Sánchez, de 22 años, e Inti Sotelo Camargo, de 24 años, según la policía. Fotos de ambos circulan en las redes sociales con la leyenda “héroes del Bicentenario” (que Perú completará el 28 de julio de 2021).

La acción policial ha sido duramente cuestionada por la ONU y las organizaciones de derechos humanos como Amnistía Internacional desde que comenzaron las protestas el martes. Fue ese día que Merino asumió el cargo.

Incluso algunos jugadores de la Selección peruana de fútbol, concentrados para enfrentar a Argentina en Lima el próximo martes en partido de clasificación para el Campeonato del Mundo de 2022, publicaron en las redes sociales solicitudes para que Merino retroceda.

Después de la renuncia de Merino, Perú quedará sin presidente durante unas horas, hasta que el Congreso designe uno nuevo entre sus miembros, posiblemente alguno de los 19 parlamentarios que no votaron a favor de la destitución de Vizcarra.

Después de dos décadas en segundo plano, durante las cuales fue representante en el Congreso de la región de Tumbes, la más pequeña del Perú, Merino salió del anonimato en septiembre, al promover un primer proceso de destitución contra Vizcarra, que no prosperó. “Es un momento muy difícil para el país, aquí no hay nada que celebrar”, afirmó esta semana en su primer discurso como presidente, un día después de la destitución de su predecesor.

Como jefe del Congreso, Merino fue el PRIMERO en la línea de sucesión del Perú, que no tiene la figura del vicepresidente. El sesgo populista de las leyes económicas que el Congreso aprobó bajo su dirección en los últimos meses, durante la pandemia, como permitir la recaudación de fondos de pensiones y congelar las deudas con los bancos privados, despertó temores en los círculos financieros.

Además del costo del juicio político relámpago de Vizcarra, que goza de gran popularidad en el país, las protestas y las preguntas sobre su legitimidad resultaron en un gran desafío para Merino. La composición del Congreso también complicó la solidez de su gobierno, con cuatro partidos populistas rivales dividiendo el control en una alianza compleja.

Manuel Merino, 59, agrónomo y ganadero, fue elegido en marzo presidente del Congreso. Ganó una cátedra – con solo 5.271 votos-en las elecciones legislativas extraordinarias de enero, convocadas por Vizcarra después de disolver constitucionalmente el Congreso en septiembre de 2019.

Facebook Commentarios
Advertisement

Opinión

Fanpage PYSN

Advertisement

Noticias Curiosas (•ө•)

Actualidad

Tendencias