Los doce niños y el entrenador que, la semana pasada, fueron rescatados de una cueva, en Chiang Rai, en el norte de Tailandia, ya han tenido alta.

Al final de una semana en el hospital Chiang Rai Prachanukroh, el equipo de fútbol juvenil que, a finales de junio, quedó retenida en el complejo de cuevas de Tham Luang, tuvo alta este miércoles. Poco después de la salida de aquel hospital, los doce hombres jóvenes y el entrenador han tenido un encuentro con periodistas. Fueron sometidos más de 100 preguntas por parte de los periodistas presentes en el lugar, de antemano autorizadas por el equipo médico.

A la salida del hospital, los chicos usaban las camisetas del equipo “los Jabalíes Salvajes” y a la espera, según la “CNN”, tenían un campo de fútbol improvisado en el centro de prensa. Antes de responder a las preguntas de los periodistas jugaron fútbol, demostrando que la recuperación ha ido bien.

Una responsable que presta apoyo psicológico a los jóvenes explicó que los redimidos “estaban bien”. “Ellos tuvieron un buen acompañamiento mental desde que fueron rescatados”, refirió otro responsable presente en la conferencia de prensa. El primero en hablar fue el entrenador, Ake, de 25 años, que empezó por presentarse, antes de que los chicos. Los tres buzos que permanecieron en la cueva con los jóvenes también se han identificado.

“No creemos que alguien estaba a punto de llegar”, dijo Dul, uno de los jóvenes, al recordar el momento en que el primer equipo de buzos llegaron al lugar. “Fue un milagro”, agregó. Bew, otro de los jóvenes, dijo que el grupo estaba con hambre.

“Estamos atrapados y tuvimos que nadar”

“Nos dimos cuenta de que estábamos atrapados en el regreso. Tuvimos que regar y nadar. Sabemos nadar. Las noticias que dicen que no sabemos nadar son falsas. Después de los entrenamientos de fútbol vamos a nadar”, dijo el entrenador. “Me acordé de mi madre cuando me quedé atrapado”, dijo otro hombre.

El entrenador dijo que oían el agua a subir durante los días en que esperaron para ser rescatados. “El agua subió tres metros y ni la lluvia ahí pudimos escuchar”, dijo el entrenador

Según el entrenador, el grupo de jóvenes intentó cavar un agujero en la pared para salir. “Les dije para no quedar asustados porque el agua iba a bajar”, refirió. Sin acceso a la comida, el grupo trató de agua que salía de las paredes para beber.

Sobre la estrategia para elegir a quien dejaba la gruta en primer lugar, uno de los médicos dijo que los primeros en salir fueron los que se ofreció para hacerse primero. “En términos de salud estaban todos iguales”, dijo el médico.

Chicos recuerdan buzo que murió en los trabajos de rescate

Hasta ser rescatados, los chicos jugaban a las damas con los buzos que han estado con ellos. En el lugar donde se realizó la conferencia de prensa estaba visible una fotografía de Saman Kunan, el buzo que murió durante los trabajos de rescate.

“Nos sentimos culpables por la muerte de él”, confesó el entrenador. “Quiero decir gracias”, dijo uno de los chicos. “Gracias desde el fondo de mi corazón”, dijo otro de los chicos.

Los jóvenes rescatados explicaron que los padres no sabían que se habían dirigido hacia la gruta. “Tenía miedo de que mi padre me castigase”, dijo uno de ellos.

Los jóvenes no quieren volver a la gruta y asumen deseo de ser buzos

Cuestionado sobre un posible regreso a las cuevas, el entrenador afirmó que sólo allí vuelta acompañado con un guía. Ya uno de los chicos dijo que no vuelve al lugar. Una de las respuestas más curiosas partió de uno de los chicos más jóvenes, que dijo que estaba preocupado por no hacer los trabajos de casa.

Sobre el futuro, algunos chicos dicen querer ser futbolistas. Sin embargo, uno de los momentos más aplaudidos durante la conferencia de prensa sucedió cuando uno de los muchachos dijo que quería ser buzo.

El entrenador ha confirmado que va a ser ordenado monje en memoria al buzo que murió durante el proceso de rescate. En los próximos días, uno de los médicos dijo que era importante que los jugadores pasaran tiempo con la familia y pidió a los periodistas para que los dejaran tranquilos.

Facebook Commentarios