La visita de Donald Trump al Reino Unido e Irlanda costará a los contribuyentes estadounidenses más de 3 millones de euros, gastos en limusinas y hoteles de cinco estrellas, entre otros gastos.

Donald Trump

Donald Trump, presidente de los Estados Unidos de América, llegó el lunes pasado al Reino Unido para una visita de estado de tres días. Durante su estancia en Londres, se alojó junto con la primera dama, Melania Trump, y la comitiva presidencial en el Hotel InterContinental en Park Lane, revelaron documentos del Departamento de Estado. El lujo le costó a los contribuyentes estadounidenses 1.223.230 dólares, aproximadamente 1.086.399 euros, según escribe el periódico británico “The Guardian”.

Este miércoles, el viaje continúa. Trump viaja al aeropuerto de Shannon para reunirse con Leo Varadkar, primer ministro irlandés, el primer día de una visita oficial de dos días a Irlanda. Según fuentes oficiales, debatirá con Varadkar la salida del Reino Unido de la Unión Europea y su impacto en la economía y el proceso de paz en la isla.

Después de la reunión, Trump y Melania Trump van al campo de golf y Complejo turístico de Trump en la ciudad de Doonbeg, Trump International Golf Links, en el condado de Clare, donde pasará las próximas dos noches.

Según el portal oficial “USASpending.gov”, que registra los gastos del gobierno estadounidense, La Casa Blanca alquiló cuatro limusinas a la funeraria irlandesa JP Ward & Sons para su estancia en el país. Además de ser una funeraria, la empresa familiar ubicada en Bray, en el Condado de Wicklow, alquila coches de lujo. Las cuatro limusinas Mercedes Clase y costaron 935.000 dólares, más de 830.000 euros, a los contribuyentes estadounidenses.

La razón por la que el presidente de los Estados Unidos necesita las limusinas no está clara, ya que los viajes por Irlanda se harán en helicóptero, según el periódico inglés The Guardian, que no ha podido aclarar el coste de los vehículos.

Como en el Reino Unido, se espera que miles de personas se concentren en las calles de las ciudades irlandesas para protestar contra el presidente de los Estados Unidos en manifestaciones convocadas por la coalición “Stop Trump Ireland”. El mayor acto de protesta se produce el jueves en Dublín, donde se espera que el globo gigante que representa a un bebé Trump sobrevuele la capital irlandesa.

El jueves, el presidente estará en Normandía para las celebraciones del Día D y luego regresará a Doonbeg, donde pasará la última noche en Europa. El viernes vuelve a Washington.

Facebook Commentarios