Crece la especulación de que China puede imponer restricciones a la exportación de metales raros a los Estados Unidos, esenciales en la fabricación de productos como ordenadores, teléfonos inteligentes y coches eléctricos.

guerra comercial

Enfrentada a la amenaza de aranceles sobre todas sus exportaciones a los Estados Unidos y a una verdadera guerra contra su sector tecnológico, China debería estar preparando una nueva arma para la disputa con los Estados Unidos: los metales raros.

En un comentario transmitido por la CCTV, un responsable de la Comisión Nacional de desarrollo y Reformas advirtió que los productos que requieren metales raros para su producción no deben utilizarse en contra del desarrollo del país, sugiriendo que China podría interrumpir el suministro de estos recursos minerales utilizados en la fabricación de ordenadores, teléfonos inteligentes y vehículos eléctricos.

El comentario de este cargo está la de ser leído como una amenaza velada contra los Estados Unidos y las tecnológicas, que son fuertemente dependientes de estos metales, después de que el presidente Xi Jinping visitó la semana pasada algunas unidades de la minería y el procesamiento de estos metales en Jiangx, dando lugar a la especulación de que esta sería la nueva arma de Pekín contra Washington.

Además, este miércoles se publicaron varios artículos en periódicos chinos que defendían el uso de metales raros como represalia contra los Estados Unidos, lo que llevó a las acciones de las empresas mineras a dispararse en bolsa.

El Diario del Pueblo, periódico oficial del Partido Comunista, escribe que los Estados Unidos no debían subestimar la capacidad de China de luchar en esta guerra comercial, mientras que el director del Global Times, otro periódico del régimen, ha confirmado en Twitter que el país está considerando “seriamente” restringir las exportaciones de estos metales para los Estados Unidos.

Seguro te interesa  Nueva Delhi ha perdido 10 años de esperanza de vida debido a la contaminación del aire

China es el mayor productor mundial de estos metales raros – un grupo de 17 elementos que incluyen lantano y escandio, por ejemplo – y representó alrededor del 78% de su producción total el año pasado.

Los Estados Unidos, por su parte, dependen de China para cerca del 80% de sus importaciones de metales raros y han dejado estos elementos fuera de la lista de productos sujetos a aranceles.

En una nota publicada este miércoles, el Bank of America explica que el dominio de China tiene que ver con el hecho de que el Gobierno haya clasificado estos metales como un recurso estratégico y haya promovido su explotación y extracción en los últimos 100 años.

Y esta no es la primera vez que Pekín utiliza estos recursos como arma: En 2010, China prohibió la exportación de metales raros a Japón después de que Tokio detuviera a un capitán chino de un barco pesquero.

La perspectiva de que estos elementos se volvieran a utilizar como arma llevó a los productores chinos a disparar en bolsa: China Northern Rare Earth aumentó un 8,68%, China Minmetals Rare Earth ganó un 10% y JL Mag Rare-Earth valoró un 10,01%. Innuovo Technology avanzó un 9,95% y Xiamen Tungsten aumentó un 3,79%.

Facebook Commentarios