Los futbolistas han mostrado cada vez más síntomas de depresión desde la interrupción de las competiciones debido a la pandemia de covid-19, pero volver a reanudarlas sin seguridad será aún peor, afirma la Federación Internacional de Futbolistas Profesionales (FIFPro).

futbolistas

“Si presionamos a los jugadores para traerlos de vuelta a un ambiente en el que puedan sentir que su seguridad está en peligro, eso aumentará la ansiedad y la preocupación”, advierte Jonas Baer-Hoffmann, Secretario General de la FIFPro.

Para el organismo, que habla de síntomas como falta de interés, apetito, energía y baja autoestima, la preocupación por la salud mental de los jugadores no debe utilizarse como argumento para reanudar las competiciones lo antes posible.

El estudio se llevó a cabo entre el 22 de marzo y el 14 de abril con 1.602 atletas – 1.134 hombres con una edad media de 26 años y 468 mujeres con una media de 23-que compiten en 16 países en los que se han adoptado “medidas drásticas” para contener la propagación del nuevo coronavirus, como Inglaterra, Francia, Suiza, Sudáfrica o Estados Unidos.

Las conclusiones dicen que “el 22% de los jugadores y el 13% de las jugadoras reportaron síntomas compatibles con el diagnóstico de depresión”, mientras que un estado de “ansiedad generalizada” fue reportado por el 18% de los hombres y el 16% de las mujeres.

“El porcentaje de futbolistas que reportan síntomas fue significativamente mayor entre los que están preocupados por el futuro en la industria del fútbol”, añade la FIFPro, que tuvo como socio en la investigación el Hospital Universitario de Amsterdam.

Casi el 80% de los deportistas reportaron tener acceso a recursos y apoyo suficientes para garantizar la salud mental, generalmente a través de las asociaciones nacionales de futbolistas.

Seguro te interesa  Colegio Barton de Puente Piedra en Olimpiadas escolares

En Portugal, el Sindicato de jugadores de fútbol ha creado una línea de apoyo, a través del número 933009590, para quienes sienten “ansiedad, miedo o angustia debido al aislamiento social”.

A nivel global, según un balance de la AFP, la pandemia de covid-19 ya ha causado más de 165 000 muertos y ha infectado a casi 2,5 millones de personas en 193 países y territorios.

Más de 537.000 pacientes se consideraron curados.

En Portugal, de las 20.863 personas registradas como infectadas murieron 735 personas, según la Dirección General de Sanidad.

La enfermedad es transmitida por un nuevo coronavirus detectado a finales de diciembre en Wuhan, una ciudad del centro de China.

Para combatir la pandemia, los gobiernos enviaron a casa 4.500 millones de personas (más de la mitad de la población del planeta), cerraron el comercio no esencial y redujeron drásticamente el tráfico aéreo, paralizando sectores enteros de la economía mundial.

Ante la disminución de nuevos pacientes en cuidados intensivos y contagios, algunos países han empezado a desarrollar planes de reducción del confinamiento y, en algunos casos, como Dinamarca, Austria o España, a aligerar algunas de las medidas.

Facebook Commentarios