Para mantener el equilibrio físico y emocional hay que tener en cuenta algunos hábitos.

Muchas investigaciones revelan que la vida sexual es una parte muy importante de la salud humana. Y que el sexo influye de manera expresiva en otras funciones esenciales del organismo, y en sensaciones como el bienestar y el placer.

vida sexual

Por lo tanto, es importante tener en cuenta algunos hábitos que pueden perjudicar la actividad sexual.

Según el cirujano especialista en Urología, riñones, próstata y prótesis, y fundador de Lifemen, red de clínicas que reúne servicios especializados en salud sexual masculina, el médico Emilio Sebe hijo, cosas como fumar, beber, sedentarismo, estrés, ansiedad y mala alimentación influyen negativamente en la vida sexual masculina.

“Hay una serie de cuestiones que pueden afectar al rendimiento, tanto psicológicas, emocionales y físicas. De ahí la importancia de entender cada factor y descubrir cómo evitarlo. La inversión y la atención con la vida sexual activa debe ser constante”, subraya el experto.

Estos son los cinco factores principales que obstaculizan el desempeño sexual.:

Fumar: fumar es uno de los peores hábitos que puede desarrollar una persona cuando se trata de salud. No sólo perjudicial para el sistema respiratorio y las estructuras pulmonares, el hábito de fumar también compromete el funcionamiento del sistema cardiovascular, el sistema venoso y, por tanto, la actividad sexual.

Beber: el consumo excesivo de alcohol ya se considera una de las causas del desarrollo de problemas cardiovasculares, de enfermedades como la diabetes e incluso de sobrepeso. Todos estos factores influyen directa o indirectamente en la práctica sexual.

Sedentarismo: al no practicar ningún tipo de actividad física, además de disminuir la disposición e incluso el condicionamiento físico del individuo durante el sexo, también puede tener consecuencias cardiacas y vasculares para el hombre, influyendo en la capacidad de mantener una erección.

Seguro te interesa  Sepa cómo quitar manchas de piel, manchas y cicatrices

Estrés: el estrés está directamente relacionado con las tablas de dificultad para mantener erecciones, así como con la eyaculación precoz y la falta de libido. Por lo tanto, pasar por situaciones y vivir rutinas intensas tiene graves consecuencias para la salud emocional y sexual.

Insomnio: debido a la falta de descanso, muchos hombres son propensos a sufrir episodios de cansancio. Con ello el organismo tiende a funcionar de una forma más ansiosa y estresada, lo que a su vez afecta a la forma en que fluye la sangre y perjudica la erección masculina.

Facebook Commentarios